Compartir
Publicidad

Adrya L-Trott, ¿quién diría que se trata de un patinete eléctrico?

Adrya L-Trott, ¿quién diría que se trata de un patinete eléctrico?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hasta ahora algunos habían conseguido diseñar un patinete eléctrico extremadamente plegable, o muy compacto, otros habían conseguido abaratar el precio e incluso otros lo habían diseñado para poder circular por cualquier tipo de terrenos, pero casi nadie bahía conseguido diseñar un patinete eléctrico que no lo pareciera, que pasara desapercibido entre el resto de los patinetes convencionales.

La empresa francesa Adrya lo ha hecho con el Adrya L-Trott, ofreciendo dos versiones del mismo patinete con diferente capacidad de batería. Los patinetes de Adrya disponen de un motor eléctrico en la rueda delantera y un pack de baterías tan compacto que permite pasar desapercibido en el interior de su marco de aluminio y todo ello con un peso contenido de tan solo 10,4 kg.


Tanto el Adrya L-65 Trott como el Adrya L-58 Trott, así se denominan los dos modelos, disponen de una batería de iones de litio de 24 V capaz de proporcionar al motor de 250 W un par de 13,3 Nm. La diferencia entre un modelo u otro está en la capacidad de la batería, una es de 6,5 Ah y la otra de 5,8 Ah, lo cual se traducirá en una mayor o menor autonomía.

Adrya L-Trott, discreto, no presume de eléctrico

Mientras que con el modelo Adrya L-65 Trott podremos conseguir una velocidad máxima de 25 km/h y una autonomía de hasta 25 km, con el modelo Adrya L-58 Trott la autonomía se verá reducida a los 15-20 km, más que suficiente para cualquier recorrido urbano que se realice, y sobre todo teniendo en cuenta que la velocidad máxima en las aceras está limitada a 6 km/h, por lo que si queremos sacarle el máximo rendimiento deberemos de circular por el carril bici.

La recarga de la batería lleva entre 3 y 4 horas con un cargador externo pero se complementa con el sistema de frenado regenerativo e inteligente que poseen los Adrya L-Trott. Mediante un pulsador, que se acciona con el pulgar izquierdo, actuamos sobre el motor, haciendo que este frene suavemente y generando corriente que alimenta la batería. En el caso de que la batería este completamente cargada el pulsador no funciona para evitar sobrecargas de la batería.

l-trott_3-4_sac-ouv_jaune.jpg

Para frenar de una forma rápida o efectiva se hace igual que un patinete convencional, es decir, presionando con el pie sobre el guardabarros trasero y haciendo que este roce sobre la rueda, pero aquí los de Adrya han sabido añadir una nueva función a este sistema de freno, pues en el primer tramo del recorrido del guardabarros entra en funcionamiento el freno regenerativo, consiguiendo el mismo efecto que con el gatillo.

El sistema de aceleración está encomendado a otro gatillo dispuesto en el puño derecho y que se acciona también con el pulgar, en este caso con el pulgar derecho. En el centro del manillar está disponible una pantalla digital que proporciona información útil, como la distancia recorrida, velocidad, nivel de carga de la batería e incluso la temperatura exterior.

Adrya L-Trott, fácil y sencillo de usar

Como medida de comodidad y confort los patinetes Adrya L-Trott disponen de un sistema de amortiguación en la rueda delantera así como de unas ruedas de goma capaces de absorber vibraciones. El sistema de plegado es muy sencillo e intuitivo y no requiere de ninguna práctica especial, resultando fácil y rápido de usar.

l-trott_p-chargeur_jaune.jpg

Como medida de seguridad, y por si acaso hay que circular de noche con él, los patinetes de Adrya L-Trott están provistos de luces tipo LED con sensores de luz, que se activan automáticamente encendiéndolas en caso de poca luz. Para aquel que quiera adquirir uno diremos que está disponible en color negro o blanco y que su precio, en Francia, parte de los 799 euros.

Vía | L-Trott
Vídeo | YouTube
En Motorpasión Futuro | The Rover de Works Electric: el scooter eléctrico para urbanitas en vídeo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos