Compartir
Publicidad

La Unión Europea expedienta a Alemania, Reino Unido y España por el escándalo de Volkswagen

La Unión Europea expedienta a Alemania, Reino Unido y España por el escándalo de Volkswagen
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta constitucional y festiva semana se cerrará con un nuevo capítulo del escándalo de las emisiones de Volkswagen, cuyos coletazos no dejan de ofender a algunas, y solo algunas autoridades europeas. Vamos por partes. En septiembre la Comisión Europea avisaba de que estaba investigando a algunos países por no tener las suficientes agallas no haber sancionado a Volkswagen tras el escándalo.

Cuando hablaban de sancionar, se remitían a lo ocurrido en Estados Unidos, donde los conductores han sido compensado como afectados, donde el fabricante ha pagado una multa cuantiosa y donde no se han atrevido a decir que no incumplía la ley. Ahora, la Comisión (con la presión del Parlamento) trata de hacerse oír en un giro algo rimbombante de la historia, y anuncia sanciones para Alemania, Reino Unido, España y Luxemburgo.

Son estos países los que han sido acusados de no ponerse más bien del lado del fabricante y no del de los conductores. Centrándonos en este aspecto (y dejando de lado la legitimiación o no de la homologación europea, la recitificación del ciclo NEDC, los próximos objetivos de emisiones y hasta los procesos judiciales en los que Volkswagen está sumido y que ha empezado a perder, por ejempo, en nuestro país), lo cierto es que poco se ha hecho al respecto para castigar al fabricante alemán por parte de las ejecutivas aludidas.

Vag Emisiones

Alemania y Reino Unido han reaccionado ya para señalar algo similar a la cantinela que ya conocemos desde los albores del escándolo, que ya se han tomado las medidas precisas para cumplir la legalidad actual. En España, si recordáis, desde el Ministerio de Industria se comenzó amenazando a Volkswagen con la devolución de las subvenciones recibidas ante un fraude que, no olvidemos, está admitido. Poco duro esta advertencia. el tiempo necesario como para ser conscientes de la inversión del fabricante alemán en nuestro país.

La credibilidad de la Unión Europea a estas alturas es escasa. Aún así, dicen que de seguirán su propia vía judicial, la del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en caso de que los países implicados sigan ignorando el asunto.

En Motorpasión Futuro | A Audi le toca recomprar 25.000 de sus diésel trucados en Estados Unidos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos