Compartir
Publicidad

¿Está actuando correctamente Uber al no detener sus taxis autónomos en San Francisco?

¿Está actuando correctamente Uber al no detener sus taxis autónomos en San Francisco?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace dos meses varios fabricantes se quejaban por la nueva normativa que el estado de California había elaborado de cara al desarrollo de la conducción autónoma. La cuestión se dirimía entre una industria que demanda la posibilidad de probar la tecnología en condiciones reales y con mayores facilidades, y unas autoridades preocupadas especialmente por la seguridad.

Pues bien, si hay una compañía que se caracteriza principalmente por priorizar "sus experimientos" en movilidad antes incluso de pedir permiso, esa es Uber. Una vez más han traído la polémica al poner a rodar dentro de su flota en San Francisco varios Volvo XC90 autónomos. La respuesta de la fiscalía estatal no se ha hecho esperar.

De este modo, se ha mandado a Uber dejar de prestar este servicio en concreto, orden que no ha acatado. Lo cierto es que el servicio no es tan irresponsable como se le está tachando desde algunos frentes, más que nada porque, pese a la etiqueta "autónoma", en los vehículos puestos a rodar van montados técnicos supervisores encargados de que las leyes de la robótica se cumplan.

Uber California

Dicho esto, lo curioso es que hayan pillado a varios de los Volvo XC90 de Uber saltándose semáforos en rojo, acciones que, por supuesto han quedado registradas y publicadas en vídeo:

Evidencias que no ayudarán a Uber en su futura causa judicial. Mientras tanto, en Volvo permanecen callados ante unos acontecimientos que pueden dañar y mucho su imagen con la conducción autónoma. Y es que después de unos años en los que los suecos se enorgullecían de ser los adalides en cuanto a esta tecnología se refiere, y de buscar ese objetivo de 0 accidentes con sus vehículos en 2020, llegada la hora de la verdad se han visto obligados a acelerar sus no tan avanzados planes ante los impulsos de la competencia.

Desde Uber sí han hablado para culpar a los mencionados técnicos, y no tanto a su idea de lanzarse con un proyecto piloto de conducción autónoma plena con supervisión. De hecho, ya han anunciado que no piensan retirar los SUV autónomos, así que parece que este va a ser solo el primer capítulo de su enfrenamiento con las autoridades californianas.

En Motorpasión Futuro | Google y los fabricantes protestan por la nueva normativa de conducción autónoma de California

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos