Sigue a Motorpasión Futuro

0216.jpg

Las bicicletas eléctricas son casi desconocidas en nuestro país pero son de largo, los vehículos eléctricos más vendidos del mundo y solamente en China son ya más de 120 millones las bicicletas que recorren sus atestadas carreteras, al mostrarse como un medio de transporte eficaz y barato.

Las bicicletas eléctricas no necesitan carné de conducir, ni pagan impuesto municipales ni requieren del seguro obligatorio de las motos, lo que unido a la practica ausencia de mantenimiento las convierten en grandes aliados para los que quieran dejar el coche en casa ante el aumento disparatado de los carburantes, que parecen no tocar nunca techo. Sin hablar ya de la boina de contaminación.

Pero son varios los tipos de bicicletas eléctricas existentes en el mercado e incluso, con un mínimo de maña, podremos convertir nuestra actual bici, en eléctrica mediante los muchos kits que existen en el mercado. Vamos a hacer un repaso a las posibilidades actuales.


Legislación


0134.jpg

La legislación en España es bastante restrictiva ya que obliga a que el apoyo del motor esté directamente relacionado con el pedaleo, es el famoso sistema “pedelec” que en la práctica resulta un absurdo. El otro requisito para que una bici eléctrica sea legal es que el motor no podrá superar los 250W de potencia y 25 km/hde velocidad máxima, cantidades muy justa a la hora de afrontar algunas subidas pronunciadas.

En otros países menos restrictivos, como los Estados Unidos, no han puesto límites y uno puede hacerse con una bicicleta con las prestaciones de una motocicleta, con modelos que alcanzan los 100 km/h y que por supuesto, no necesitan ni siquiera pedalear.

Esto ha sido caldo de cultivo para desarrollos como la M55, una bicicleta eléctrica con cuerpo de fibra de carbono y un motor de 1.300W, capaz de alcanzar los 77 km/h y recorrer hasta 120 kilómetros con su batería de litio, pero como es de esperar el precio es igualmente asombroso ya que el modelo más económico cuesta la friolera de 25.500 euros.

Pero ¿cuanto corren y durante cuanto tiempo?


05.jpg

Pues como los coches y motos, depende del tipo de bicicleta y de la batería que monte, lo que como casi siempre, estará unido a su precio. En España, como hemos comentado el límite lo ponen los 250w y los 25 km/h, por lo que la variedad es bastante limitada.

La autonomía dependerá del pack seleccionado y podemos encontrar bicicletas con las veteranas baterías de plomo con unos 15-20 kilómetros, y otras dotadas con modernos packs de litio capaces de transportarnos a una media de unos 50 kilómetros con cada carga, muchos más si con nuestro pedaleo ayudamos con nuestro esfuerzo al motor eléctrico.

Si por el contrario optamos por una conversión casera, entonces podremos incluso por montar varios packs, lo que nos puede dotar con una autonomía digna de cualquiera de los coches eléctricos del mercado, eso si, hay que recordad que al igual que estos, la batería es el elemento más caro del conjunto.

Tipos de bicicletas


033.jpg

Son varios los tipos de bicicletas disponibles en el mercado, desde las cómodas plegables, ideales para la ciudad donde incluso podremos subirnos a los medios de transporte públicos gracias a que podremos llevarlas con nosotros. También nos permiten alcanzar la entrada de nuestra ciudad en el coche, y a partir de ahí, continuar en la bicicleta.

Incluso hay modelos, como la Monty EF-39, que están preparadas para al ser plegadas, puedan entrar en una mochila, lo que simplifica hasta el extremo la labor de transporte y que de paso nos da una idea de la facilidad para su manipulación.

A pesar de la comodidad de las plegables, lo más habitual es ver modelos con ruedas grandes, de entre 26 pulgadas y 700mm, que además de dotarnos de una mayor velocidad, son ideales para tramos interurbanos gracias a la posición elevada ya que de esta manera, somos más visibles para los coches.

Los kits


043.jpg

Por supuesto, podemos optar por configurar una bicicleta a nuestro gusto mediante los muchos kits que podemos encontrar en el mercado, kits con los que podremos convertir cualquier bicicleta en eléctrica con nuestras propias manos, y siempre que no sea para uso en la vía pública, podremos montar motores más potentes, entre 500 y 3.000W, e incluso prescindir del absurdo sistema de pedaleo asistido, montando un cómodo acelerador, eso si, solamente en recintos privados.

El límite lo pone nuestro presupuesto y la bicicleta a utilizar ya que aunque podamos usar cualquier bicicleta del mercado, es recomendable utilizar una de calidad, que nos asegure una buena estabilidad y sobre todo, una buena frenada.

¿Cuanto cuestan?


0133.jpg

Los precios los marcan muchos factores, calidades, prestaciones, y podemos encontrar bicicletas de bajo coste en torno a los 600 euros, mientras que en el otro lado de la balanza encontramos modelos como las Matra, que superan en algunos casos los 2.500 euros, llegando al extremo de considerada como la Rolls Royce de las bicicletas eléctricas, la Ultra Motor A2B, con un precio de 3.899 euros.

En mi caso, tengo dos bicicletas eléctricas en casa, una Matra One, modelo básico con batería de niquel, y una conversión casera. A la habitual pregunta de ¿puede usarse como medio de transporte habitual? la respuesta es rotundamente si, y es que he realizado desplazamientos de más de 30 kilómetros, sin apenas realizar esfuerzo, llegando a mi destino sin derramar una sola gota de sudor.

En definitiva, las bicicletas eléctricas son el escalón de entrada al mundo de la movilidad eléctrica para los que no quieran o no puedan permitirse uno de los pocos coches o motos eléctricas a la venta y una solución sostenible para paliar la contaminación existente en nuestras ciudades ya que con estas, la forma física no es una excusa, si no un motivo.

Más información | Ultramotor | GoingGreen | Monty
En Motorpasión Futuro | Proyecto GoPedelec, bicicletas eléctricas gratis en Granada | YikeBike Fusion, bicicleta eléctrica para las grandes ciudades

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios