Sigue a

BMW C Evolution

Aunque no suelen ser las que acaparan portadas, las motos eléctricas parecen gozar de mayor crecimiento que sus compañeros de cuatro ruedas. El último paso necesario es que las grandes marcas también se animen a fomentar esa implantación, y la llegada de la BMW C Evolution es sin duda alguna una generosa piedra en el camino.

Diseño y prestaciones se dan la mano en un modelo que no cambiará demasiado de lo que vemos en la imagen en su paso a producción, contando con un aspecto cercano a una maxi-scooter y una equivalencia de 125 cc destinada a aumentar mercado evitando problemas de permisos. Cualquiera con un carné de coche podrá acceder a ella sin ningún tipo de problema.

Cuenta con una potencia nominal de 11 kW (15 CV) y una potencia máxima de 35 kW (47 CV), acercándose a las características de una C600 cuando hablamos de aceleración y ofreciendo una velocidad máxima limitada de 120 km/h. Nos basta para una motocicleta de espíritu urbano con la que acceder a vías rápidas si la situación lo requiere.

Lo importante en estos casos pensados para trayectos cortos es que la autonomía se mantenga en unos mínimos destacables. En el caso de la BMW C Evolution su batería de 8 kWh, situada especificamente para mantener el centro de gravedad lo más bajo posible, se ayudará de los frenos regenerativos para ofrecer algo más de 100 kilómetros.

Aunque no se ha desvelado precio o fecha aproximada de lanzamiento, sí se ha dado a conocer el equipamiento que acabará de cumplimentar la propuesta, añadiendo frenos ABS, luces LED diurnas y una pantalla TFT desde la que podamos controlar aspectos como los marcadores o la autonomía.

Vídeo | YouTube

Fuente | BMW

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios