Sigue a Motorpasión Futuro

copenhagen-cycling.jpg

Hace unos días Javier Costas remataba un artículo en motorpasión sobre el estado actual del automóvil en España de la siguiente manera:

Si no se toman medidas para reactivar el automóvil y darle a la gente motivos para comprar y no para seguir huyendo de ellos, vamos camino de Portugal, donde tener coche es un auténtico asco (todo lo asociado a él es carísimo). En Dinamarca es igual, pero al menos, hay alternativas viables y la gente cobra mucho más.

Querido Javier, es cierto que en Dinamarca tener un coche de combustión es caro, ya que los impuestos doblan el precio de venta que ese mismo coche podría tener en España pero, a diferencia de España, los daneses están muy contentos con su sistema impositivo sobre los vehículos contaminantes.

¿Cómo puede ser que a alguien le pueda gustar pagar más de 23.000 € por un Seat Ibiza SC Style 1.2 TSI? Existen dos razones, una los sueldos son considerablemente más altos y dos; la conciencia ecológica de los nórdicos les hace ver que comprar un coche con motor convencional es un daño al medio ambiente y por ello debe ser penalizado.

fisker-karma1.jpg

Según un estudio del Ministerio del Clima y la Energía de Dinamarca, el 75% de los daneses cree que está bien que se pague más por conducir coches contaminantes, y quien contamine más, que pague más. Pero, también hay que decirlo, están a favor de poner incentivos a la movilidad alternativa, cosa que todavía no existe en el país, directamente.

Y pongo directamente porque que no tengas que pagar el 180% de impuesto de matriculación sobre el valor franco fábrica más transporte es un ahorro considerable en el precio final del vehículo, poniendo a los eléctricos en el mismo nivel de precios que sus primos de combustión.

En Palabras del ministro del Clima y la Energía, Martin Lidegaar, existe en Dinamarca un apoyo increible a la movilidad alternativa, pero se debe incitar a comprar los coches menos contaminantes. Los daneses no quieren ni cambiar sus vidas, ni su estado del bienestar ni su trabajo, pero quisieran hacerlo con el menor impacto posible en el medio ambiente.

650_1000_volvo_v60_plugin1.JPG

Por ello, el gobierno danés se propone lanzar incentivos para todos aquellos compradores que se decidan por un vehículo energéticamente eficiente con unas emisiones de CO₂ inferiores a 65 g/km, con emisiones mínimas de partículas y ruido. Entre otras de las ventajas, los usuarios de este tipo de vehículos podrán aparcar gratis y evadirse del impuesto de matriculación (los temidos 200% de impuestos) hasta 2015.

Con esta medida, vehículos como el Toyota Prius Plug-in (el Prius “normal” con sus 90 g/km de CO₂ se considera un coche contaminante), Opel Ampera, Chevrolet Volt, Volvo V60 Plug-in (dependiendo de las emisiones de partículas por ser diesel), incluso un Fisker Karma se podría beneficiar de estas ayudas. Más luego sumar todos los eléctricos puros, que al no tener emisiones se engloban dentro de esta categoría.

Vistos los coches, se puede decir que para optar a ayudas en Dinamarca es necesario tener un coche enchufable. Con estas medidas la promoción de la movilidad alternativa ve un impulso significativo en el país escandinavo, donde hasta ahora sólo los eléctricos se libraban del impuesto de registro.

Fuente | Information.dk
Imágenes | Flickr (I)
En Motorpasión Futuro | Dinamarca pondrá a prueba la tecnología Nuvve V2G: Electricidad del coche a la red, Copenhague conectará con las ciudades colindantes mediante una autopista para bicicletas , POD Point extiende su red de puntos de recarga en Escandinavia

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario