Compartir
Publicidad

Modelos de bajas emisiones ¿Cómo lo consiguen?

Modelos de bajas emisiones ¿Cómo lo consiguen?
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos años ha sido una tendencia creciente en los fabricantes de automóviles el ofrecer variantes de sus coches que estén centradas en conseguir unas bajas emisiones y un bajo consumo. Además, los fabricantes les han ido poniendo apellidos a estas variantes y a la tecnología que implementan.

Desde hace unos años hacia aquí nos han empezado a sonar palabras como el Ecomotive de Seat, Bluemotion de VW, Efficient dynamics de BMW, blueefficiency de Mercedes etc… todas ellas para nombrar la motorización ecológica dentro de la gama de su modelo.

Pero ¿Qué es lo qu hace a estos coches más eficientes? ¿Por qué gastan menos? ¿Merece la pena comprarse uno de estos modelos? ¿Como es que no llevan estas tecnologías todos los vehículos que venden los fabricantes? vamos a intentar responder a esas cuestiones que nos pueden surgir como consumidores.

¿Por qué gastan menos?

logo-bluemotion-TDI

Un buen comienzo es analizar por qué estos coches son más eficientes que sus homólogos “convencionales”. De que clase de “artimañas” técnicas se valen para lograr esos bajos consumos. Pues todo empieza por el motor que es el corazón del vehículo.

Hay que elegir, como es obvio, el propulsor más eficiente posible del que se disponga dentro de la marca. Casi siempre estaremos hablando de un motor turbodiésel de poca potencia, la justita para mover el coche con suficiencia, así que concesiones a las prestaciones más bien pocas.

En el grupo VAG, por ejemplo, son motores 1.6 TDI que rondan el centenar de caballos. Tras dar este paso, los ingenieros pensarán: “Ya tenemos un motor muy eficiente, pero con eso no basta”. Además del motor, estos coches llevan numerosos detalles técnicos para reducir el consumo.

Esto funciona así. Cada pequeño cambio solo bajará un poquitín el consumo global del coche, pero a base de hacer muchos pequeños cambios y retoques, centésima a centésima vas bajando hasta que tienes tu modelo de bajo consumo y emisiones.

michelin-energy-saver

Dicho esto, el primer pequeño detalle y el más “evidente”, son unas ruedas de baja resistencia a la rodadura. Estas ruedas suelen ser algo más durillas de lo normal y con unos dibujos menos agresivos con lo cual muerden menos la carretera y no se oponen tanto al movimiento del coche.

Las ventajas de unos neumáticos como estos son una mayor durabilidad. Al haber menos fricciones con la carretera, el desgaste del compuesto es menor y se pueden hacer más kilómetros con ellos. Además, el ya comentado ahorro de combustible, que en todo caso será bajo, hablamos de décimas como mucho.

Pero hay que pensar que esas ruedas te van a durar 70.000 kilómetros (por ejemplo) y décima a décima supone un ahorro considerable. Los inconvenientes de estas ruedas pasan por un menor agarre culpa de la menor fricción con el asfalto. No se puede tener todo en esta vida.

Otro sistema que cada vez es más utilizado por las marcas para bajar consumos es el stop&start que como sabréis, se encarga de apagar el motor en las detenciones que podamos realizar con el coche, para luego arrancarlo automáticamente cuando volvamos a iniciar la marcha.

Este sistema por lo tanto solo es útil en entornos urbanos ya que es donde el coche puede sufrir detenciones como un semáforo por ejemplo, en las que tener el motor funcionando al ralentí es tontería.

palanca-cambio-bmw

Otro recurso técnico que utilizan los fabricantes en estos coches son unas relaciones de cambio más largas. Con esto conseguimos que para una velocidad dada, el motor trabaje en un régimen de revoluciones más bajo pero a una carga mayor por lo tanto es más eficiente.

La pega de esta medida es que unas relaciones de cambio más largas afectan a las prestaciones del coche. Con unas marchas más largas, es difícil llevar el motor en un régimen elevado de revoluciones y las aceleraciones y recuperaciones se verán afectadas.

Por último, otro de los campos donde también se le pueden rascar unas décimas al consumo es la aerodinámica. Las versiones ECO de estos coches suelen llevar ciertos retoques en su carrocería y en su forma para ofrecer menos resistencia al paso del viento y por lo tanto mejorar el consumo.

Estas medidas tienen efecto sobre todo a altas velocidades ya que yendo a 50 km/h la diferencia aerodinámica entre un coche con estas medidas y otro que no las tenga es más bien poca. Se suele atacar el frontal del coche con unos parachoques más bajos, o más rectos para facilitar el paso del aire.

También se toman medidas en los bajos del vehículo instalando difusores y carenados que hagan que el irregular fondo de un coche sea más liso y plano. Por último, también se pueden tener en cuenta los limpiaparabrisas que se elegirán con Spoilers y poco abultados.

limpia-parabrisas-01

Continuará...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos