Compartir
Publicidad

Michelin nos presenta sus neumáticos más ahorradores

Michelin nos presenta sus neumáticos más ahorradores
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya que estábamos en Estocolmo para dar cuenta de los resultados del Michelin Performance Tour, aprovechamos para echarle un ojo a algunos de los últimos modelos de neumáticos ahorradores de la firma francesa, esos que dicen que ahorran tanta energía como pueden, y atendimos a las explicaciones que nos dieron alrededor de la cuestión, que tenemos mucho por aprender.

Comentábamos el lunes que al hablar de neumáticos nos encontramos con conceptos que son contradictorios entre sí. En el terreno de la seguridad, el comportamiento del neumático en seco marca un punto cuyo vértice opuesto es el comportamiento del neumático en mojado. En el terreno del coste económico, su duración está en el polo opuesto del ahorro de carburante.

Explicamos también que lo difícil es conseguir un neumático que cubriera de forma razonable y suficiente los polos opuestos relativos al coste y la seguridad, y si llega a cubrir los cuatro aspectos… ya hablamos de un producto de prestaciones globales. Para comprender mejor todo esto, vamos a ver qué suponen estos vértices a través de los neumáticos que nos presentó Michelin.

Michelin Energy Saver+

Comenzamos por los neumáticos que protagonizaron por parte del fabricante francés la comparativa realizada por Dekra. Hablamos del Michelin Energy Saver+, un neumático que recoge el trabajo realizado en Clermont-Ferrand desde hace ya dos décadas, cuando apareció en el mercado el Michelin Energy MXT. Desde entonces, cada nueva generación ha supuesto mayores cotas de ahorro en consumo de carburante y emisiones de CO2:

Evolución de los neumáticos Michelin Energy

A partir de aquí, 2012 representa un año crucial en materia de neumáticos, ya que se adopta la nueva etiqueta informativa, que recoge calificaciones sobre la frenada en suelo mojado, la eficiencia energética y el nivel de ruido que emiten los neumáticos. Esta etiqueta, sin embargo, no da información sobre la frenada en suelo seco ni aporta datos sobre la duración kilométrica del neumático.

Y eso, siendo que los siniestros viales se dan en un 70 % de los casos en asfalto seco; y del 30 % restante, hablamos en un 99 % de los casos sobre cantidades mínimas de agua, cuando el asfalto apenas está mojado y se forma esa capa de barrillo que es sumamente deslizante. Quizá por eso, Michelin ha decidido pasar de largo la etiqueta y optar a los mejores resultados posibles en seco y en mojado, de una parte, y en ahorro energético y durabilidad por la otra.

Michelin Energy Saver+

La clave para lograrlo, al menos en la última generación de neumáticos, se llama EcoGrip Compound, un nuevo compuesto de goma que se ha incorporado por primera vez a un neumático. Este nuevo compuesto limita el calentamiento de las moléculas de la mezcla de goma, y al calentarse menos, menos energía consume el neumático.

Esto se explica porque a medida que giran las ruedas de un vehículo, el neumático se deforma para adaptarse a la carretera, y esa deformación provoca el calentamiento de los materiales que componen el neumático. Si se consigue disminuir este calentamiento, se llega a reducir el consumo de carburante.

Michelin Energy Saver+

En el caso del Energy Saver+, el ahorro energético no afecta a las otras cualidades esenciales del neumático, como la seguridad en seco y mojado y la duración kilométrica. De hecho, la nueva fórmula ha permitido una superficie de contacto un 10 % mayor, con lo que aumenta el agarre sin que pasen factura las pérdidas de energía que podrían derivarse del aumento de la fricción contra el terreno.

En este caso, la clave es reducir la resistencia a la rodadura, que es la fuerza que se opone al avance del vehículo y que se mide por medio de la cantidad de energía que se disipa en una distancia recorrida.

Los cálculos realizados por la marca apuntan a un ahorro de 200 litros de carburante durante toda la vida útil del Energy Saver+. Y eso, porque un 20 % del carburante que emplea un vehículo se va en los neumáticos: un depósito de cada cinco. También según la marca, desde el lanzamiento de la gama Energy en 1992 se han ahorrado unos 15 mil millones de litros de carburante, lo que equivale a 39 millones de toneladas de CO2. Son sus cifras.

Michelin Agilis+

Michelin Agilis+

Los siguientes de la lista son la novedad de Michelin para vehículos industriales. Los Michelin Agilis+ se han diseñado pensando en el uso que les darán sus usuarios. Si tenemos en cuenta cuáles son las variables en las que se fijan los conductores de camiones y furgonetas, tenemos que un 76 % citan la duración del neumático, siendo la primera opción para el 41 % de los conductores encuestados.

Además, un 42 % se preocupan por la robustez del neumático, tan necesaria en vehículos de estas características, y también un 42 % hablan de la distancia de frenado, un 36 % piden que los neumáticos presenten un buen comportamiento en mojado, un 21 % buscan además el ahorro energético y un 8 % se preocupan por el medio ambiente.

De nuevo, hablamos de características contradictorias entre sí. Máximo ahorro energético sin renunciar a la durabilidad del neumático, y además teniendo en cuenta los esfuerzos que realizan las cubiertas en este tipo de vehículos. La forma de resolver el problema está en acudir a la composición de la goma.

Elastómeros funcionales

El sílice es el elemento clave para comprender este cambio en los neumáticos. Se trata de la primera vez que se emplea este elastómero en neumáticos de estas características, y ha aumentado en buena medida su robustez, reforzando los laterales de la cubierta sin penalizar el consumo de carburante.

Pero como no todo el problema de los neumáticos para vehículos industriales está en el interior, los Michelin Agilis+ han sido reforzados también en los flancos, donde ocho escudos que protegen la goma de las rozaduras le dan más solidez al neumático contra los bordillos y baches que se encuentran los camiones y furgonetas en su día a día. Así, también, se previene la duración del neumático.

Simplemente la menor resistencia a la rodadura permite ahorrar hasta 150 litros de carburante. En cuanto al comportamiento del neumático, se observan distancias de frenado en mojado inferiores en dos metros respecto a su predecesor según pruebas realizadas por el organismo alemán TÜV a velocidades de 60 km/h. Y todo, sin afectar a su durabilidad.

¿El resultado global? Los Agilis+ permiten ahorrar 270 litros de carburante tras 60.000 km de uso – la vida útil del neumático – si los comparamos con una cubierta que sólo se ajustara al mínimo reglamentario establecido en la etiqueta informativa europea.

Michelin Energy E-V

Michelin Energy E-V

Y llegamos a uno de los productos más novedosos: el neumático concebido para vehículos eléctricos, al estilo de las apuestas presentadas por Continental y por Goodyear. En el caso de la firma francesa, hablamos del Michelin Energy E-V que monta el Renault Zoe.

La pregunta puede parecer obvia, pero hay que plantearla. ¿Por qué es necesario un neumático específico para vehículos eléctricos? Si en los vehículos de combustión se apunta a que un 20 % del carburante lo absorbe el neumático, en el caso de los eléctricos las ruedas representan el segundo mayor efecto sobre el ahorro de energía, siendo un 26 % la repercusión que tiene el neumático sobre ese factor, sólo superado por lo que supone el arrastre del vehículo.

Repercusión de los neumáticos en la energía del vehículo

Dicho de otra forma, si en un coche normal los neumáticos son un factor de ahorro energético, en un eléctrico este factor es proporcionalmente más importante. A mayor ahorro derivado del neumático, menor consumo de energía y por tanto mayor autonomía para los eléctricos, que como sabemos es uno de los puntos débiles de estas motorizaciones.

La forma de reducir el consumo viene dada por tres frentes, según Michelin: conseguir una carcasa más ligera, emplear componentes de alta tecnología y crear un perfil novedoso, específico para este tipo de vehículos. En cuanto a los dos primeros aspectos, no hay mucho más que añadir a lo ya explicado. En cuanto al perfil del neumático, sí.

Lo primero es destacar que hablamos de neumáticos de índice de velocidad Q, esto es, válidos para rodar sólo hasta 160 km/h. Para que nos hagamos una idea, en los coches normales solemos montar neumáticos de, como mínimo, índice H (máximo 210 km/h), aunque son frecuentes los índices V (máximo 240 km/h) e Y (máximo 300 km/h). Lógicamente estas son velocidades de homologación. La velocidad real de marcha queda muy por debajo de esas cifras.

Hablamos por lo tanto de un neumático pensado para rodar por ciudad, con unos esfuerzos de tracción específicos. Precisamente para asegurar una mejor tracción, la división en bloques es diferente. Si en el dibujo, en el esculturado, de un neumático para un turismo normal hay 80 bloques a lo largo de todo el perímetro de la rueda, en el Energy E-V hay 110. La diferencia redunda en un mejor control de la tracción a esas velocidades, lo que se traduce en un ahorro de energía.

Michelin Energy E-V

El resultado en cifras es la reducción de un 20 % en la resistencia a la rodadura, lo que se traduce a un aumento de la autonomía de un 6 % en comparación con un Energy Saver+ según pruebas realizadas de forma interna por Michelin con neumáticos de dimensiones 185/65 R 15 88Q.

Otro aspecto importante donde los neumáticos para eléctricos cumplen un papel fundamental es en la reducción del ruido, que de forma análoga a lo que sucede con la energía, en un eléctrico se nota mucho más. En el caso que nos ocupa, la reducción del ruido es de un 40 %, en las mismas condiciones de evaluación que el aumento de la autonomía. Una vez más, son todo cifras aportadas por el fabricante.

De acuerdo, estamos hablando de un neumático 100 % urbano, pero los fabricantes de eléctricos aspiran a que sus vehículos tengan cada vez más autonomía, por lo que quizá en un futuro hablemos de coches eléctricos que sirven para hacer autovía. Que ya sirven hoy por hoy, pero salvo excepciones no es la idea para la que se han concebido, al menos por ahora. ¿Qué ocurrirá en un futuro? Desde Michelin nos cuentan que para cuando eso suceda, tendrán un neumático específico. Paso a paso.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión Futuro | Michelin Performance Tour, 30.000 kilómetros de comparativa en busca del menor consumo y la mayor duración

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos