Compartir
Publicidad

Greenpeace "boicotea" la presentación del nuevo VW Golf

Greenpeace "boicotea" la presentación del nuevo VW Golf
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta historia viene de lejos. Greenpeace y Volskwagen tienen un largo historial de disputas y confrontaciones. El último capítulo de esta saga ha tenido lugar hace escasos días cuando un grupo de unos 50 manifestantes fueron a protestar a la presentación de la nueva generación del Volskwagen Golf.

El mensaje de la protesta es claro: según Greenpeace el grupo VAG no hace todo lo posible para que sus coches contaminen menos y sean más eficientes y respetuosos con el planeta. Van “fardando” de ecologismo con sus versiones blueMotion cuando en realidad podrían ser mucho más eficientes.

El dirigente de la organización ecologista Wolfgang Lohbeck declaraba que era algo decepcionante y entristecedor que la versión de acceso del Volskwagen Golf consumiese 4,9 l/100 Km. Según él esto es intolerable ya que el fabricante alemán tiene tecnología de sobra como para hacer que este coche consuma menos de tres litros. Lo cual siendo sinceros, es cierto.

Para Greenpeace no importa que el grupo VAG vaya a sacar una versión eléctrica del Golf para el año que viene o que ofrezcan en su gama un acabado de muy bajo consumo como es el Golf BlueMotion. El problema según ellos es que el grueso de los coches que se van a vender corresponden a versiones básicas con consumos elevados.

greenpeace protesta contra Volkswagen

Otras veces han criticado precisamente este aspecto y es que hay tecnología como para que el coche gaste tres litros, el Golf BlueMotion homologa 3,2 para ser exactos, pero la venden a un precio caro y prohibitivo en la mayoría de los casos. Quien quiera tecnología para que su coche sea eficiente que la pague.

Eso no esta gustando nada en la organización ecologista, pero aquí a última hora lo que manda es el mercado y es que como se suele decir: el cliente siempre tiene la razón. Habrá quien quiera pagar los 20.500 euros que vale la versión de bajo consumo y habrá quien, con un Golf Rabit sencillito de 16.975€ tenga más que suficiente para cubrir sus necesidades.

Yo personalmente pienso que estos ecologistas viven en un mundo paralelo están equivocados. En mi opinión, y ahí están las cifras, el grupo alemán ha hecho verdaderos esfuerzos para conseguir que su Golf sea mucho más austero en esta nueva generación. Han empleado nuevos y costosos materiales para aligerar el coche y por lo tanto también el consumo.

De hecho ese ha sido uno de los baluartes de la séptima generación del Golf. Menos peso implica mejores prestaciones y mejor consumo. La organización ecologista ya puso el grito en el cielo con la presentación del Volkswagen Up! hace unos meses y es que para Greenpeace nunca parece ser suficiente.

Vía | Reuters

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos