Síguenos

Chrysler 300

Mientras los híbridos, los eléctricos y los combustibles alternativos van ganando su espacio en el mercado, los fabricantes siguen explorando formas de reducir consumos en los vehículos de combustión con recursos cada vez más sofisticados. A la par que se hace más precisa la inyección, se buscan cajas de cambios cada vez más complejas. ¿La última? Una caja de nueve relaciones para Chrysler.

Siete marchas son ya habituales en coches automáticos. Incluso en manual, el Porsche 991 de forma palpable y BMW en fase de rumor han llegado a las siete marchas manuales. En automático, Chrysler ya incorporó la octava marcha a los Dodge Charger y Chrysler 300 y obtuvo un 15 % de ahorro, con cifras de 7,59 l/100 km para un motor V6 de 3,6 litros.

Sí, vale. Si quieren reducir consumos, que adelgacen el motor. Pero no van por ahí sus esfuerzos, aunque sí por el camino de la hibridación, así que toca valorar el trabajo realizado. Una caja de cambios más estratificada en relaciones permite un mejor aprovechamiento del combustible, ya que se ahorran esos puntos intermedios en los que, con cambio manual, un conductor no sabe qué seleccionar y, en automático, se quema más gasolina de lo estrictamente necesario.

Ahora, van a por la novena de Beeth marcha, que por lo que cuentan no ocupará mucho más espacio en la caja. Con esta innovación, se espera que el ahorro de carburante alcance el 16 % cuando se monte en un vehículo como el Dodge Grand Caravan, aunque todo parece indicar que Chrysler estaría dispuesta a montar este cambio en todos sus vehículos de tracción delantera, reservando el de ocho relaciones para los vehículos de propulsión.

Vía | Green Car Reports
En Motorpasión Futuro | General Motors ya tiene caja de doble embrague

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios