Compartir
Publicidad

Audi prueba un nuevo sistema de asistencia a la sobrealimentación mediante turbinas eléctricas

Audi prueba un nuevo sistema de asistencia a la sobrealimentación mediante turbinas eléctricas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los motores TDI y TFSI son la base técnica de todos los modelos de Audi; ambos tipos de motores confían en el uso de turbocompresores para conseguir tanto su potencia como su eficiencia energética. Pero si hay un defecto de los motores sobrealimentados es el denominado turbo lag o retardo del turbo. Este retraso es el tiempo de respuesta que existe entre que pisamos el pedal del acelerador y la potencia se traslada a las ruedas.

Para eliminar este retardo, hasta el momento se utilizaban sistemas de doble turbo, en los cuales una pequeña turbina se encarga de generar la potencia y el par a bajas revoluciones. Pero aún así, cuando las revoluciones son muy bajas, el retardo se sigue produciendo, reduciendo la potencia y el par a bajas revoluciones.

Por ello, Audi se ha propuesto el sustituir el turbocompresor secundario, el de bajas revoluciones, por un compresor movido por un motor eléctrico, el cual no tiene ningún tipo de retardo en su funcionamiento. Este compresor se encuentra después de la turbina principal y el intercooler, situado en un bypass que puede redirigir el flujo a través del turbocompresor o a través del compresor eléctrico (a baja carga del turbocompresor grande). La idea no es completamente nueva ya que Valeo por ejemplo ya comercializa un sobrealimentador eléctrico parecido.

Bypass del sistema biturbo de Audi

La energía para mover este compresor eléctrico es generada por la frenada regenerativa, aumentando de esa manera la eficiencia del conjunto del motor. De esta manera se dispone de lo que de facto es un motor doble turbo pero con una sola turbina movida por los gases de escape.

Al reducir el uso de turbinas movidas por los gases de escape se aumenta no sólo la eficiencia, sino que también se incrementa la fiabilidad. El compresor eléctrico no está sometido al choque térmico que supone el contacto de los gases de escape en la turbina y el aire frío proveniente del intercooler en el compresor.

El sistema se está probando en el centro de desarrollo para motores diésel avanzados de Audi en Neckarsulm (Alemania), donde han modificado un motor 3.0 TDI biturbo para sustituir el turbocompresor pequeño por el compresor eléctrico. El motor mantiene las mismas prestaciones en cifras de par y potencia, pero cambia radicalmente la forma de entregarla, al eliminar el retardo en la actuación del sistema biturbo.

En Motorpasión Futuro | Audi prueba una nueva versión del A1 e-tron, el 'Dual-Mode Hybrid',Audi MSF, una tecnología que aligera los vehículos aleando metal y plástico, Audi crea un sistema para que sus coches se inclinen en las curvas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos