Compartir
Publicidad

Algunos mitos cazados sobre cómo ahorrar en combustible

Algunos mitos cazados sobre cómo ahorrar en combustible
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los trucos para ahorrar en combustible son algo tan inherente a la conducción como el coche mismo, siempre hemos oído distintas técnicas, trucos, brujerías, etc. que nos van a ayudar a reducir nuestro consumo de carburante.

Pero, ¿son ciertos estos mitos? Bueno, yo no soy ni Jamie Hyneman ni Adam Savage ni esto es cazadores de mitos, pero vamos a discutir algunos mitos sobre ahorro energético que circulan por el mundo y que en Consumer Reports se han puesto a probar su veracidad.

Limpiar el filtro del aire no hace que nuestro coche consuma menos. El filtro del aire es una pieza importantísima del sistema de admisión, como su propio nombre indica, elimina las impurezas del aire de entrada (tales como polvo, polen, partículas, etc.) y su limpieza mejora la vida del motor.

Filtro de admisión

Pero, contrario a la creencia popular, un filtro de aire sucio no aumenta el consumo, ya que los modernos sistemas de inyección electrónica introducen la cantidad necesaria de gasolina en función del aire que pasa por el filtro.

Los mitos sobre el combustible

Llenar el depósito al fresco por la mañana. El llenar el depósito cuando hace más frío supone que la densidad del combustible es mayor y por tanto obtenemos más combustible de lo que obtendríamos a mediodía. Esto es cierto… a medias, ya que los depósitos de combustible se encuentran soterrados y por tanto mantienen una temperatura casi homogénea durante todo el día.

Las estaciones de servicio pequeñas no ofrecen inferior calidad del combustible. En nuestro país, la distribución de los hidrocarburos corresponde a CLH, y todos ellos pasan por los mismos estándares de calidad.

Estación de servicio

Es cierto que el combustible de marcas reconocidas suele llevar unos aditivos que el de las estaciones de servicio del supermercado no lleva, pero estos aditivos suelen ir relacionados con la lubricación y limpieza del motor, no con su calidad como combustible.

Utilizar gasolina de mayor octanaje no reduce el consumo. Este posiblemente sea el mayor mito de todos los habidos y por haber, en numerosas situaciones nos encontraremos con gente que por H o por B nos intentará convencer de que su atmosférico 1.6 necesita gasolina de 98 octanos para que la combustión de los 90 a 120 Cv que produce su máquina corran libres y sin trabas.

Más octanaje no significa mejor calidad, más octanaje implica mayor resistencia a la autoignición, utilizando en un motor de alto rendimiento bajo octanaje (80 o menos) se producirá el famoso “picado de biela”, que por supuesto no veremos nunca en un coche normal a no ser que la gasolina que utilicemos sea de calidad pésima, cosa que por suerte no es común ni legal por estos lares.

car-window.jpg

La aerodinámica

Este no me lo esperaba yo, conducir con la ventana abierta no empeora el consumo, según el caso. En Consumer Reports han probado con un Honda Accord conduciendo con el aire acondicionado, sin él y con la ventana abierta, y aparentemente no han encontrado diferencias entre ir sin el aire con la ventana cerrada o abierta. Esto aun así tiene truco.

El abrir la ventana genera una turbulencia adicional en el aire alrededor del vehículo, y por tanto aumentando la resistencia aerodinámica del mismo. Puede darse el caso de que el coche haya sido diseñado con este elemento en cuenta y que abrir las ventanas no afecte demasiado a las prestaciones del mismo.

Pero en todo coche cuando abrimos la ventana trasera el ruido molesto que se produce no es más que el ejemplo de esa turbulencia y ese extra de resistencia, este yo lo pondría como duda.

admision_y_escape_2.jpg

El motor

Calentar el motor antes de salir no mejora el consumo. Vemos como muchos conductores cuando arrancan dejan el motor encendido varios minutos para que el coche “coja temperatura”. Volvemos a lo del principio, en motores modernos de inyección electrónica la mejor manera de aumentar la temperatura del motor y alcanzar el valor óptimo es simplemente conducir.

En el caso de motores turboalimentados, debido a su lubricación, es necesario el arrancar el vehículo un poco antes de salir para que la lubricación del mismo sea efectiva, esto con un minuto es suficiente, y cuando lo vayamos a detener lo mismo. Dejar un coche arrancado durante un periodo largo de tiempo sin moverlo es un derroche de combustible.

Los neumáticos

El uso de neumáticos de baja resistencia reduce el consumo. Esto creo que a día de hoy cualquier lector asiduo de este blog sabe eso. Pero no sólo el tipo de neumático es importante, también la presión a la que éste se encuentra. Mantener las presiones de los neumáticos en el rango especificado por el fabricante siempre nos dará el mejor compromiso entre seguridad y consumos.

michelin_energy_saver-20.jpg

Es cierto que una leve sobrepresión reduce la resistencia a la rodadura al dismunir la zona de contacto del neumático, pero esto puede ser contraproducente si necesitamos realizar una frenada de emergencia. Disminuir la zona de contacto disminuye la potencia de frenado del neumático, incrementando la distancia de frenado. Ahorrar está bien, pero la seguridad siempre ha de ser lo primero.

Fuente | Consumer Reports
Imágenes | Flickr (II, III, IV)
En Motorpasión Futuro | Los retos de Toyota para mejorar el consumo de la nueva generación del Prius, Spritmonitor: Lleva el consumo de tu coche al día (Actualizado), ¿Cómo mejorar el consumo de los coches? reduciendo el peso de sus ocupantes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos