Síguenos

Toyota-iQ-4

No hay que ocultarlo, los coches 100% eléctricos de baterías de hoy en día, no sirven para todos los conductores (ni para todo tipo de uso), debido a su limitada autonomía, alrededor de 150 a 200 km (de manera general). Por eso son coches principalmente para ciudad y alrededores (o desplazamientos interurbanos no muy largos, por ejemplo el día a día para ir al trabajo).

Además de la recarga rápida y del cambio de batería, los fabricantes nos dan más opciones para aquellos conductores que necesiten más versatilidad y quieran tener la seguridad de no quedarse tirados en la carretera: los coches eléctricos de autonomía extendida y los coches híbridos enchufables. Es lo que tenemos hoy en día con la tecnología actual.

En Motorpasión Futuro os hemos ido hablando también de nuevos avances en baterías, algunos más experimentales, como las baterías de electrólito líquido repostable), otros más cercanos, como por ejemplo nuevas baterías de iones de litio e imida con un 60% más de capacidad. Pero Toyota quiere ir mucho más allá.

Toyota-bateria-Sakichi

La Batería de Sakichi

Desde el año 2008 Toyota tiene una división específica de investigación para baterías revolucionarias. Una nueva generación de baterías que todavía no ha llegado, pero que en Toyota están convencidos de alcanzar. La llaman también Batería de Sakichi (por Sakichi Toyoda, al que se suele considerar el padre de la revolución industrial japonesa, y fue además el fundador de la compañía).

En estos años Toyota ha mostrado el gráfico sobre estas líneas en diferentes congresos, charlas, conferencias y seminarios. Según este, con las baterías de estado sólido (baterías en las que la solución electrolítica de las baterías de iones de litio se sustituye por un solido) se podrían alcanzar densidades energéticas unas cinco veces mayores que las actuales, con el mismo volumen (de hasta 2.000 Wh/l).

Con el siguiente paso, las baterías de aire-metal, la densidad energética todavía sería mayor, entre 10 y 20 veces más (hasta 6.000 Wh/l). Este es el objetivo de Toyota, las baterías que almacenan más energía que la gasolina.

Toyota-Auris-HSD-tras-3

Por cierto, Toyota es un fabricante un tanto reacio hacia los coches 100% eléctricos y hacia las baterías de iones de litio actuales. No ha mostrado prisa en desarrollar coches eléctricos por sí sola (recordemos la alianza con Tesla del año pasado) y prefiere apostar (al menos por ahora) por los coches híbridos e híbridos enchufables. Es más, en muchos de sus modelos híbridos sigue utilizando baterías de Níquel MetalHidruro.

Además, defiende una postura diferente a la de otros fabricantes: las baterías de los coches eléctricos deben de ser lo más pequeñas posibles (para reducir peso, aumentar la eficiencia del coche y moderar el precio de compra), dar una autonomía similar a la de un coche de gasolina, ser muy duraderas y ser muy rápidas de recargar.

¿Serán solo buenas intenciones? ¿será una utopía? Este tipo de baterías no llegará mañana, quizás dentro de 10 o 20 años podamos verlas en algún coche, pero si una corporación tan grande como Toyota (el mayor fabricante de automóviles del mundo) está investigándolo, quizás no sea algo tan inalcanzable ni una locura.

Vía | Plugin Cars
En Motorpasión Futuro | ¿Me servirá un vehículo eléctrico a mí?, Baterías de iones de litio e imida: más capacidad, más vida útil, ¿Coches eléctricos con autonomía de diésel?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios