Sigue a Motorpasión Futuro

Concesionario Tesla en Portland, Oregón

En octubre explicábamos el problema de Tesla con los vendedores de coches, que llevó a los concesionarios independientes a demandar a la firma de eléctricos por su pretensión de vender coches como quien vende un iPhone en una Apple Store, en mitad de un centro comercial. Bien, pues… el juez ha dado la razón a Tesla en una de las demandas presentadas, concretamente la que se realizó por la apertura de un concesionario de la firma en Boston, Massachusetts.

En su día Tesla argumentó que en Boston, concretamente en el centro comercial Natick, que es donde abrió sus puertas el concesionario de eléctricos, no se cerrarían ventas, pero que era necesario presentar los coches eléctricos de un modo diferente a como se venden los coches de combustión. De un lado, por sus características, que precisan de personal especialmente formado para darlas a conocer; del otro, porque desde Tesla se cree que sólo un concesionario de eléctricos estará lo suficientemente volcado en estos coches como para querer venderlos.

La Asociación de Vendedores de Automóviles de Massachusetts puede ahora presentar un recurso, y el caso podría acabar incluso en manos del Fiscal General del Estado, que bien podría forzar la aplicación de la ley de franquicias, según la cual es incompatible que el CEO de la empresa sea también el titular del concesionario. Esta es la baza con la que cuentan los vendedores tradicionales para la siguiente batalla legal de este culebrón comercial. Continuará.

Vía | Green Car Reports
En Motorpasión Futuro | Tesla choca en Estados Unidos contra los vendedores

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios