Compartir
Publicidad

Mitsubishi presenta un motor eléctrico más pequeño y eficiente

Mitsubishi presenta un motor eléctrico más pequeño y eficiente
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Mitsubishi hoy están de enhorabuena porque han presentado su nuevo motor eléctrico para automoción que trae unos avances muy interesantes respecto a la tecnología de anterior generación. Y es curioso porque creíamos que en materia de motores eléctricos ya estaba casi todo hecho, pero lo ingenieros japoneses de Mitsubishi nos han hecho ver que no.

Lo primero y más importante es que el nuevo motor lleva incorporado el inversor eléctrico dentro de su propio cuerpo. Para los que no lo sepáis el inversor es una de las piezas más importantes y caras de un coche eléctrico o híbrido ya que es el que se encarga de trasformar la corriente continua de las baterías en corriente alterna cuya amplitud y frecuencia tiene que ir cambiando en función de las necesidades del motor eléctrico.

Digamos que el inversor es algo así como un generador de funciones sinusoidales de 70 kW de potencia, casi nada. Pues el motor de Mitsubishi ahora lo lleva incorporado ahorrándose así una buena cantidad de piezas y de espacio en el vano motor. Eso implica que el espacio sobrante se podrá utilizar para alojar más baterías o para ser “habitable” por los pasajeros.

Como decía, el inversor es una parte fundamental del coche y muy cara. Aúna electrónica de potencia, ya que maneja una gran cantidad de electricidad para impulsar al coche, con electrónica de precisión. Pues bien, otra de las mejoras presentadas también le atañe a este componente.

Mitsubishi-i-MiEV-recargando

Para su composición se ha empleado chips y componentes electrónicos (transistores etc…) fabricados con un material ligeramente diferente al silicio, que es el “rey” de estas cosas. Se trata de Carburo de silicio o SiC. Sus ventajas son una menor resistividad eléctrica por lo que se pierde menos energía y se genera menos calor residual en el inversor.

Por último también se ha trabajado en el devanado del motor haciéndolo más denso y pequeño con una mayor eficiencia magnética y potencia. El motor es de imán permanente el cual se compone de Neodimio, una tierra rara bastante escasa.

Es bueno ver como las compañías que se dedican a fabricar coches eléctricos invierten muchos esfuerzos en I+D y que estos esfuerzos dan sus frutos. Normalmente siempre que asociamos mejora tecnológica con coche eléctrico nuestra cabeza se va directamente hacia las baterías, pero el VE se compone de muchos subsistemas, todos ellos expuestos a ser mejorados y aumentar las prestaciones del coche eléctrico.

Fuente | Mitsubishi Electric
En Motorpasión Futuro | Tierras raras y su relación con la tecnología

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos