Compartir
Publicidad

La nueva generación de baterías podría tardar 10 años, en palabras de los investigadores

La nueva generación de baterías podría tardar 10 años, en palabras de los investigadores
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A día de hoy, el mayor inconveniente que sigue existiendo en los coches eléctricos es la batería. Tanto por sus posibles problemas de durabilidad, como por la baja autonomía y densidad energética que tienen. Pero, debido a la grandísima importancia que tienen las baterías en nuestra vida diaria (desde una máquina de afeitar a nuestro coche las lleva), la investigación en baterías no cesa, presentandose cada poco nuevos proyectos de baterías que duran más y son más densas energéticamente.

Pero, desde que estos proyectos de investigación salen a la luz hasta que los veamos industrialmente, ha de pasar un tiempo para pruebas, tests de seguridad, homologaciones, etc. Es por ello que la tecnología de baterías que tenemos actualmente ha sido desarrollada la decada anterior. De esta manera, durante la proxima década o puede que las dos siguientes, sigamos utilizando las baterías de ion-litio actuales.

Otro gran inconveniente de las baterías es su coste, el uso de ion-litio, un compuesto muy inestable, hace que las baterías tengan que hacerse en salas limpias con altísimas medidas de seguridad, incrementando el coste sobre procesos más automatizados. Según se va desarrollando la industria el precio se reduce por la automatización y la economía de escala de los productos.

Supercondensadores, otra posibilidad tecnológica

Pero esto puede concurrir en casos en que se trate de relajar los estándares de seguridad, reduciendo de esta manera el coste. Con los objetivos que el gobierno chino ha impuesto a sus fabricantes para liderar el mercado de eléctricos, necesitan reducir costes, y si esta reducción se produce en seguridad, podemos llegar a tener problemas.

Por ahora no sabemos cual será la tecnología de baterías que se impondrá en un futuro, tenemos la litio-aire, esponja de cobre, ion-litio y litio grafeno, etcétera etcétera, por ahora todo son promesas de increibles autonomías con costes reducidos, pero ninguna ha sido probada ni siquiera en modo conceptual. Estamos ante el surgimiento de una nueva era tecnológica, y se requiere tiempo.

Desde la invención del motor de combustión hasta su uso generalizado pasaron décadas. Con los ordenadores personales el proceso se realizó en prácticamente 20 años. Comparar un ordenador de los 80 con uno actual es casi como comparar un hacha de piedra con un misil Tomahawk. Démosle tiempo a la tecnología, ¡pronto nos llegarán nuestras ansiadas baterías!

Fuente | Wards Auto
En Motorpasión Futuro | Se incendia un BYD e6 eléctrico tras sufrir un accidente en China, Las baterías de ion-litio pueden seguir por encima de 300 €/kwh en 2020, Una membrana que almacena más energía que las baterías de iones de litio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos