Compartir
Publicidad

El Tata Nano, un fracaso de ventas inesperado

El Tata Nano, un fracaso de ventas inesperado
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando en 2009 Tata puso en el mercado el Nano, las expectativas eran muy elevadas y gracias a su popular precio, el fabricante indio esperaba que este fuese la revolución que motorizase a uno de los países emergentes con mayor población, una idea basada en un precio que lo convertía en el coche más barato del mercado, 123.000 rupias (1.790 euros).

Intentando seguir los pasos de Henry Ford y su revolucionario Ford T, Tata puso en marcha una cadena de montaje donde los costes deberían reducirse al máximo, con detalles como una columna de dirección más ligera, neumáticos más pequeños con tres tornillos en lugar de cuatro, e incluso la propia Bosch, llegó a diseñar una centralita donde se han eliminado 700 de las 1.000 funciones de la inyección electrónica de combustible y los controles del motor, todo en post de la economía.

Pero dos años después, los números no cuadran y de las 240.000 unidades estimadas que se entregarían cada año, durante el primer año fiscal únicamente han salido de los concesionarios de Tata 70.432 unidades del Nano, un fracaso que los expertos achacan a varios factores, empezando por que los clientes para los que está pensado el coche, se sentían intimidados por los modernos concesionarios, algo que no entraba en los planes de Tata.

tata-1.jpg

Otro aspecto que ha puesto sobre la mesa el fracaso de marketing, es que la gente no quiere ser propietaria del coche más barato del mundo, un modelo que muchos han asociado a los famosos tuk-tuk, lo ha llevado a muchas familias a hacer un esfuerzo y comprarse el Suzuki -Maruti Alto, que además de mejores calidades, dispone de un motor más potente.

Mientras tanto desde la dirección de la empresa, se está cambiando la estrategia de ventas y han decidido sacar el coche de los concesionarios y ofrecerlo también en lugares como centros comerciales, donde los compradores puedan acercarse al Nano y conocerlo de primera mano, para con ello, lograr penetrar en el mercado y recuperar el terreno perdido.

Tata incluso se plantea otro giro en el destino del Nano, la adopción de motorizaciones diésel y eléctricas, un giro que los expertos aseguran muy arriesgado ya que esto podría suponer duplicar el precio, lo que puede ser un sinónimo de otro fracaso de ventas.

Vía | Technologyreview
En Motorpasión | Tata Nano: se presenta el coche low-cost de Tata de 1.700 euros, El Tata Nano está que arde

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos