Compartir
Publicidad

El debate sobre las ayudas públicas reaparece

El debate sobre las ayudas públicas reaparece
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que las ayudas públicas tienen su lado oscuro no es algo desconocido, como indica un reportaje de Autonews, incluso las destinadas a la promoción de los vehículos eléctricos podrían tener su impacto negativo al incentivar a los fabricantes a invertir sus recursos en una única tecnología, dejando de lado a las posibles alternativas.

Es por eso que el debate del uso del dinero público para financiar parte de la compra de vehículos eléctricos renueva su fuerza con la hipótesis de que esto puede suponer la pérdida de inversión en otras alternativas por causa de la fagotización de los recursos por parte de los vehículos con baterías.

También nos preguntamos si los gobiernos europeos deberían revisar sus políticas de ayudas para potenciar la i+d en nuestro continente en lugar de utilizar esos recursos en financiar el coste de vehículos que no han tenido ningún proceso de creación dentro de nuestros mercados, sobre todo en un momento economicamente tan dramático donde las llamadas a la contención y sobre todo de la racionalización del gasto se suceden a diario.

024.jpg

¿Que podríamos hacer? por supuesto no somos nadie para dar consejos y tampoco queremos caer en tópicos caducos como el nacionalismo económico, pero como simples aficionados y contribuyentes nos gustaría, por ejemplo, que un vehículo eléctrico diseñado y fabricado en Europa pueda acceder a unas ayudas más elevadas que otro que ha sido completamente desarrollado en países como China.

Por supuesto, también existe el punto de vista de los muchos que piensan que los vehículos eléctricos, al igual que los dotados con motor de combustión, no deberían recibir ninguna ayuda pública para incentivar su compra y que fuese el propio mercado el que seleccionara a la tecnología más interesante para cada momento, centrando esos recursos públicos en la investigación y en la formación.

Nadie tiene la receta perfecta pero lo que está claro es que resulta hasta cierto punto ridículo que con las arcas de los estados completamente vacías, modelos como los BYD, el Nissan Leaf y otros muchos, puedan acceder a ayudas de nuestros impuestos de hasta 6.000 euros, cuando podríamos invertir ese dinero en la implantación de una red de puntos de recarga, potenciación de las fuentes de energía renovables y la creación de más lineas de crédito para este tipo de iniciativas.

Fuente | Autonews
En Motorpasión Futuro | Ya se conocen los detalles de las nuevas ayudas para la compra de vehículos eléctricos, Ayudas a la compra de vehículos eléctricos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos