Sigue a Motorpasión Futuro

Tempus Autogas

Repsol y Castrosua se han aliado para fabricar este autobús eléctrico híbrido enchufable con un extensor de autonomía que funciona a GLP. De esta manera, este autobús consigue un consumo hasta un 40% inferior al de un modelo diésel convencional, suponiendo además la eliminación de los óxidos de nitrógeno y las partículas de sus emisiones. Gracias a estas emisiones, se puede optar a una subvención de hasta 30.000 euros para la adquisición de éste modelo.

El autobús dispone de un pack de baterías de niquel-sodio que le proporcionan una autonomía 100% eléctrica de hasta 60 kilómetros; llegando hasta 300 en modo híbrido gracias al consumo de gas licuado de petróleo. La batería puede ser recargada por la noche mediante una toma de 10 kW, disponiendo de energía para continuar la ruta.

Gracias al motor eléctrico, se dispone además de start-stop para impedir consumos inútiles cuando el autobús no se encuentra en movimiento. El conductor podrá además seleccionar si quiere usar el modo híbrido o el eléctrico puro, en caso de acceder a zonas libres de emisiones en las ciudades.

Tempus Autogas

Repsol se ha comprometido a instalar estaciones de servicio de GLP para las empresas que deseen adquirir los autobuses; siendo la empresa de autobuses de Valladolid, Auvasa, la primera empresa usuaria del prototipo en pruebas para estudiar su viabilidad.

El proyecto, a pesar de ser presentado por Repsol y Castrosua, contiene ingeniería foránea. La tecnología ha sido suministrada por Siemens Electric y General Motors para poder configurar este modelo híbrido; aunque sera fabricado en España por Castrosua.

Vía | El Mundo, Nexobus
En Motorpasión Futuro | ¿Cuánto hemos tardado en usar autobuses híbridos? Más de 40 años

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios