Sigue a Motorpasión Futuro

Alfa MiTo GPL

En muchas ocasiones os hemos hablado de este combustible alternativo, por ser una alternativa viable a gasolina y gasóleo. Progresivamente es más conocido por los consumidores, pero aún hay mucha gente perdida. Con este artículo pretendemos aclarar las cosas y ayudaros a encontrar vuestro coche ideal.

Un coche a GLP tiene un motor de ignición por chispa, vulgarmente llamado “motor de gasolina”. Con una adaptación mecánica puede utilizarse otro combustible, como en este caso es el butano y propano. O lo compramos adaptado ya, o tendremos que adaptarlo posteriormente a la compra.

A día de hoy, el Plan PIVE 2 ayuda a los que quieran adquirir un turismo nuevo que use GLP de fábrica, y es la única ayuda que hay a nivel estatal. Antes había subvenciones de 2.000 euros por la compra de uno nuevo y 450 euros por transformar un usado, pero los recortes se han llevado eso por delante.

Coches nuevos a GLP

Comprar un coche nuevo a GLP

En el caso más favorable, tenemos la posibilidad de comprar el coche nuevo y tener adaptación a GLP de fábrica, con todo el respaldo del fabricante del coche, lo cual es una fuente de tranquilidad a largo plazo para los escépticos. Hay una oferta escasa de modelos, pero la hay.

Para conocerla, nos dirigiremos a la página Web del Plan PIVE, donde tenemos una lista elaborada por el IDAE. Seleccionamos combustible “Gases licuados del petróleo” y pinchamos en “Buscar”. Si no ponemos criterios más restrictivos, nos saldrán varias opciones. Suele ser una motorización por modelo, cambia el equipamiento o carrocería.

Los precios no nos salen, tendremos que consultarlos en concesionario o páginas de los fabricantes. Sí tenemos el número de plazas, emisión de dióxido de carbono y el motor. Para saber el consumo homologado en l/100 km, multiplicad los gramos CO₂/km por 0,0526, y saldrá aproximado.

Opel Corsa GLP Modelos como el Opel Corsa se ofrecen con GLP de fábrica

La información sobre estos modelos es todavía un poco limitada incluso a nivel de fabricante, porque en muchos casos estos coches no se “quieren vender” y se favorece la venta de los Diesel, que tienen mayor margen comercial y en muchos casos sobran en las campas. Los coches a gas son a veces bajo estricto pedido.

Por ejemplo, datos como el tamaño de los depósitos de gasolina y gas, o el tipo de sistema de inyección de gas no los vamos a encontrar con facilidad. Si topamos con un vendedor que no sabe responder a estas preguntas o nos intenta “colocar” el Diesel, mi consejo es irse a otro concesionario donde sí quieran vendérnoslo.

Para que puedan ser compatibles con las ayudas del PIVE, sus emisiones deben ser inferiores a 160 gramos/km de CO₂. Como podemos ver, hay fabricantes con una oferta muy interesante con motores turbo, y otros que aún ofrecen motores tecnológicamente obsoletos. No hace falta poner ejemplos, sala a la vista.

Chevrolet Captiva GLP

Comprar un coche usado a GLP

Si encontrar un coche nuevo a GLP es complicado, en el mercado de ocasión es aún más difícil, porque la oferta es muy pequeña. En nuestra página favorita de compraventa, tenemos que aplicar filtros, por versión (“GLP”), combustible (“Otros”, “GLP”, “Gas”…)

Lo más fácil es encontrarnos, por lo barato, algún Chevrolet por ser una de las primeras marcas en apoyar esta tecnología. También encontraremos varios todoterrenos con motores muy potentes, como Porsche Cayenne, que hacen menos ruinoso moverse con ellos. Ventaja de oro: nos ahorramos la conversión.

Tan fácil como coger las llaves, ir a la primera gasolinera que nos venga GLP y llenar, complicaciones cero. Ojo, hay anuncios que disfrazan versiones de GLP y son modelos convencionales. No nos dejemos engañar, algunos anunciantes no tienen sentido de la ética. Si hay foto del conmutador gasolina/GLP, es más probable que sea real.

Interruptor GLP Abajo a la izquierda está el conmutador GLP/gasolina

En este tipo de búsquedas encontraremos tanto modelos que salieron de fábrica con GLP como los que fueron convertidos después de su venta. Como en muchos casos habrán perdido la garantía del fabricante, nos da un poco igual una cosa que la otra.

Ahora bien, a largo plazo, las adaptaciones de fábrica son más fiables, bien por tener componentes del motor reforzados para funcionar con gas, o por haber sido más probados y validados. Por ejemplo, Subaru no da garantía a coches usados con GLP, pero si se usa el mismo equipo en uno nuevo, entonces sí.

¿Cómo distinguir si el coche ha sido adaptado después de la compra? La ficha técnica del coche nos sacará de dudas, la del papelito verde. El dueño seguro que puede explicarnos más detalles sobre la conversión, por ejemplo, si requiere el uso de aditivo para evitar problemas, o si no lo necesita.

Interruptor gasolina/GLP de Vialle Interruptor gasolina/GLP de Vialle

Comprar un coche usado para transformarlo a GLP

Afortunadamente para los que estáis interesados, como la gente solo piensa en Diesel, los gasolina tiene más depreciación y se pueden conseguir por precios más interesantes. A nuestro presupuesto hay que sumarle de 1.500 a 2.500 euros para la conversión en la mayoría de casos (motores de 4-6 cilindros).

Con algunos modelos encontraremos pegas legales para hacer la conversión, como en algunos motores Turbo con alta relación CV/litro. Antes de lanzarse a ninguna compra de este tipo, hay que contar con la opiniónde más de un fabricante de equipos de GLP. Tampoco podremos convertir legalmente ningún coche matriculado antes de 2001.

También hay que informarse bien, porque algunos motores no llevan bien ser convertidos y darán problemas de culata (válvulas), lubricación o durabilidad en general. Aquí también es muy importante la opinión de más de un instalador. Los propios fabricantes de equipos desaconsejan cierto tipo de instalaciones y no se hacen responsables de problemas.

Depósito de GLP La mayoría de las conversiones optan por depósito toroidal bajo el maletero

También tenemos que pensar que hay modelos más adecuados que otros para la conversión. El depósito de GLP se suele ubicar en el hueco de la rueda de repuesto, si es pequeño o no queremos prescindir de esta rueda, tendremos que colocar una bombona cilíndrica en el maletero. Eso implica perder espacio útil.

A la hora de comprar coches fuera de España que ya estén convertidos o para convertir, conviene antes de nada hablar con la gente de Industria para evitar cualquier tipo de problema o costosas homologaciones individuales. El que no quiera hacerlo por la vía legal, deberá estar informado de las consecuencias, porque las hay.

Tarde o temprano el coche será visto en la ITV, si no pasa la inspección con un favorable, habrá que retirar todo el invento y perder tiempo y dinero. Poner y quitar la instalación solo para pasar ITV, es, además de ilegal, una estupenda forma de perder tiempo y dinero.

Audi TT a gas Al consumo de GLP siempre debemos añadir el consumo de gasolina por leve que sea

Calculando la rentabilidad de un coche a GLP

Este combustible suele costar un 40-50% menos que la gasolina de 95 octanos. Tiene congelados los impuestos sobre hidrocarburos hasta 2018, por lo tanto es inmune a subidas del IEH, céntimos sanitarios y demás impuestos que se saquen de la manga. Gasolina y gasóleo son muy vulnerables a políticas recaudatorias.

Todo coche a GLP tiene un consumo de gas y uno de gasolina (muy reducido). El arranque siempre se produce con gasolina hasta que el motor coge temperatura suficiente, y dependiendo del modelo, puede utilizar inyecciones puntuales de gasolina para reducir la temperatura de combustión y aumentar la fiabilidad.

Cuando calculemos el coste por kilómetro, hay que hacerlo así:

ConsumoGLP x precioGLP + consumoSP95 x precioSP95

Gama Fiat GLP

El precio del combustible es una lotería, puede subir o bajar, pero es razonable tomar precios de 1,5 euros/litro para gasolina, 0,80 euros/litro para gas y 1,4 euros/litro para gasóleo. Si alguien sabe la cotización de estos combustibles de aquí a unos años, que me lo diga, será el primero.

El consumo residual de gasolina no suele llegar a 1 litro/100 km, por lo que hablamos de céntimos, pero que hay que tenerlos en cuenta en el cálculo final. Saber de antemano ese consumo es complicado, el fabricante no suele darlo, pero en lugares como Spritmonitor.de podemos hacernos una idea muy aproximada.

Entramos en la página en un idioma que entendamos (mejor inglés) y directos al buscador. En tipo de combustible (Fuel Sort) elegiremos LPG. A partir de ahí, los criterios que nos parezcan más convenientes. Más de un usuario no sabe meter bien los datos y saldrán resultados completamente absurdos, pero la norma no es esa.

Repostar GLP

En otro artículo ampliaré lo que hay que tener en cuenta a la hora de hacer una conversión a GLP, por motivos de espacio hay que aplazarlo. Más de uno podrá apreciar que se venden pocos coches a GLP, pero el que se hace con uno, no se deshace de él rápidamente a menos que tenga una mala experiencia.

Progresivamente irá ampliándose la oferta de vehículos transformados (nuevos o usados) pero de momento lo que permite más libertad de elección es convertir un gasolina usado, se pueden encontrar auténticos chollos. El coche nuevo nos dará más confianza, si ese es el problema para lanzarse al GLP.

Recordad que cualquier coche transformado es bifuel, puede funcionar con gasolina aunque se nos acabe el gas, así que no nos dejará tirados. Es más, combinando la autonomía de los dos depósitos, más de 1.000 km sin repostar es lo fácil, aunque lo rentable es ir siempre a gas.

En Motorpasión Futuro | GLP: qué es y para qué sirve

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios