Síguenos

Plan PIVE

El 1 de octubre os contamos en qué manera el Plan PIVE beneficiaba a los coches eléctricos, híbridos o propulsados a gas. Dicho plan agotó su presupuesto a mediados de enero, pero hoy entra en vigor su renovación. Como las condiciones han cambiado un poco, volveremos a explicarlas para que nadie se pierda.

Para empezar, no podemos contar ya con las ayudas del MOVELE porque se ha agotado la dotación presupuestaria hace tiempo y la página Web oficial no se actualiza desde junio de 2012. Ahora mismo la única forma de obtener, por un particular, un coche más ecológico o eficiente con subvención, debe sacrificar un vehículo viejo a cambio.

Habrá que entregar un turismo con 10 o más años (antes 12) o un vehículo industrial ligero de siete años (antes 10), pasa ser mandado al desguace con baja definitiva, sin importar su kilometraje. Cambió otra cosa, ahora solo se benefician modelos nuevos, ya no se aplica a seminuevos con menos de un año.

Categorías de eficiencia según el IDAE

Hay 1.000 euros de ayuda antes de impuestos (sumaremos IVA e IM si procede) y 1.000 después de impuestos. Es decir, para un modelo que no pague impuesto de matriculación, la subvención será de 1.000 * 1,21 + 1.000 = 2.210 euros, que se pueden sumar a cualquier promoción existente.

Algunas marcas ofrecen sus 1.000 euros de descuento en modelo que no entran dentro del PIVE, que quedan fuera por el criterio del precio o por no tener la suficiente eficiencia. La parte estatal de las ayudas no se aporta, en todo caso, es un descuento comercial añadido.

En algunos casos, para beneficiarse del PIVE en unas condiciones más ventajosas de lo normal, podrían obligarnos a financiar parte o la totalidad del importe. A fin de cuentas, en torno al 80% de las compras se hacen así, pero con financieras propias, no con entidades bancarias.

Toyota Prius+ El Toyota Prius+ es el único híbrido con 3.000 euros de ayuda (familias numerosas)

El Plan PIVE y los híbridos

Entran en el plan todos los híbridos que estén catalogados en categorías de eficiencia “A” o “B” y tengan un límite de precio de 25.000 euros antes de impuestos (30.250 euros de PVP). Eso deja fuera a todos los modelos de alta gama, pasa igual que en la primera fase del plan.

También se quedan fuera modelos de gama generalista, como el Peugeot 3008 HYbrid4, al menos por parte estatal. Pero hay una novedad, y es que si tienen más de cinco plazas, el tope de precio aumenta a 30.000 euros antes de impuestos (36.300 euros de PVP) solo para miembros de familias numerosas.

En la práctica ese cambio solo beneficia a día de hoy al Toyota Prius+, cuyo PVP de serie no supera ese umbral en todas las versiones, y siempre viene con siete plazas. El descuento de la marca y del Estado sube de 2.000 a 3.000 euros solo en este caso, hablando de híbridos. En la práctica, el descuento es de 3.315 euros, ya que 1.500 euros van antes de impuestos.

Tesla Model S Modelos como el Tesla Model S se acogen al plan al no tener límite de precio

El Plan PIVE y los eléctricos e híbridos enchufables

En este sentido no hay cambios, todos los coches eléctricos (incluyendo los que tienen el apoyo de un motor de combustión interna) y los híbridos enchufables reciben 2.000 euros de subvención como poco, en la práctica, 2.210 euros, ya que 1.000 euros van antes de impuestos.

No hay límite de precio para estos vehículos, cosa que sí ocurre con los híbridos no enchufables. Como se les presupone la máxima eficiencia energética —“A”— no hay que molestarse en buscarlos en una lista, todos están. Esta ayuda sabe a poco considerando los 6.000 euros que llegaron a tener con el MOVELE.

¿Significa esto que se podría adquirir un Tesla Model S con cargo al PIVE? No hay ningún motivo que lo impida. El único matiz a considerar es que, presuponiendo que lo compra alguien con buenos ingresos, la cantidad a devolver de la subvención en el IRPF de 2013 será más alta, casi un 50% en el peor caso (no más de 500 euros).

Opel Corsa con GLP Opel Corsa con GLP

El Plan PIVE y los coches con GLP o GNC de serie

No hay cambios en este apartado. Se admite cualquier turismo que funcione con gas licuado de petróleo (GLP) o gas natural comprimido (GNC) siempre y cuando sus emisiones de dióxido de carbono (CO₂) sean inferiores a 160 gramos cada kilómetro.

En la práctica, significa que no podrán consumir más de 10 l/100 km de GLP o 9 kg/100 km de GNC, y deben estar en una lista que publica el IDAE en su nueva página Web. Solo sirven modelos que consuman esos combustibles de serie, quedando exentas todas las adaptaciones hechas después.

A los turismos a gas no se les aplica el baremo de la eficiencia energética. Si hay algún modelo que se pasa del límite, pueden colar para familias numerosas si disponen de más de cinco plazas, basta con que su calificación energética no sea peor a la “D”, lo cual es complicado y creo que no hay casos.

smart Las versiones gasolina y cdi de smart ya pueden ser subvencionadas

El Plan PIVE y los coches de bajas emisiones

En la primera fase del plan, solo servían las motorizaciones convencionales cuando tuvieran una calificación energética “A” (25% mejor que la media) o “B” (15-25% mejor que la media). Ahora el límite se relaja, pueden ser hasta de categoría “D” (+/- 5% que la media) si sus emisiones bajan de 120 gramos de CO₂ por kilómetro.

En la práctica, se benefician todos los turismos que consumen menos de 5,3 l/100 km y cuestan menos de 25.000 euros antes de impuestos, y los Diesel que consumen menos de 4,5 l/100 km y cuestan menos de 25.000 euros antes de impuestos. El límite de precio se puede saltar si son para familias numerosas y más de cinco plazas.

Un caso claro de modelo que antes no entraba en el PIVE y ahora sí, es la gama smart, tanto en gasolina como en gasóleo, ya que están en categoría “C” o “D”. No se trata solo de consumir poco, sino de consumir poco en relación a coches de la misma clase. Además, hay varios coches pequeños que antes no entraban y ahora sí.

Nisan Leaf Los eléctricos siguen siendo minoritarios para clientes particulares

¿Ha tenido efectos el Plan PIVE en la matriculación de coches más eficientes?

A juzgar por los datos de la primera fase, sí. La cuota de los coches híbridos y eléctricos ha aumentado. Lo normal era que estuviesen en 1,2-1,3% de la cuota de mercado y han llegado a ser el 2,3%. Fundamentalmente hablamos de híbridos, porque los eléctricos tienen muy poco volumen.

Además, los eléctricos se beneficiaban antes de ayudas mucho más cuantiosas. El efecto IVA no es tan importante porque la mayoría de los eléctricos los compran empresas o administraciones públicas, que se pueden deducir el IVA. Las compras de particulares son mínimas en este segmento.

Las ventas de coches a gas de momento no salen desglosadas, pero suponen un volumen muy reducido de ventas. La mayoría de los clientes desconocen su existencia y los comerciales siempre intentarán vendernos cualquier Diesel que tengan en stock aunque el gas es más competitivo.

Chevrolet Volt Con o sin PIVE, algunos coches alternativos siguen siendo demasiado caros para el cliente medio

Además, hay poca variedad, unos pocos modelos y en marcas muy concretas: Opel, Volkswagen, Dacia, Fiat… En ese sentido, países como Italia nos barren, disponen de mucha variedad de coches con gas en origen y su red de repostaje es excelente. En España hay 200 o más gasolineras que sirven GLP, y de GNC se cuentan con los dedos (literalmente).

Os habréis fijado que los coches de hidrógeno ni se mencionan, pero también sabréis que no se vende ni uno en nuestro país. El bioetanol es el gran olvidado por el plan, ya que ni se menciona, los coches con motorización Flex-Fuel (admite etanol hasta el E-85) solo pueden adquirirse si cumplen con las condiciones ya mostradas.

No podemos terminar este análisis sin acordarnos de los vehículos comerciales, que también se pueden beneficiar del Plan PIVE y seguro que más de un autónomo o empresa pequeña tendrá preguntas al respecto. Pues bien, vamos allá:

Renault Kangoo Maxi ZE La Renault Kangoo Maxi ZE recibe 2.000 euros de ayuda, también en versión de carga

El Plan PIVE y vehículos industriales ligeros más eficientes

Por norma general, el precio máximo antes de impuestos que pueden tener es de 25.000 euros. Empezando por las motorizaciones alternativas, valen todos los que tengan eficiencia energética de la “A” a la “D” si sus emisiones son inferiores a 120 gramos de CO₂/km. Superado ese límite, deben ser categoría “A” o “B”.

En cuanto a motorizaciones de gas, el criterio es el mismo que para turismos, hasta 160 gramos de CO₂/km. Si tienen motorización híbrida (no enchufable), deben ser de categorías “A” o “B”. Lo cierto es que pocos modelos están afectados en este sentido.

Si son eléctricos puros, eléctricos con autonomía extendida o híbridos enchufables no tienen límite de precio ni de eficiencia. Hablaríamos pues de 2.000 euros de subvención en todos los casos. Queda por desvelar por parte del Gobierno el Plan Prima Aire, que ayudará a modelos más grandes.

Enlace | Página oficial del Plan PIVE-2

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios