Contenidos contratados por la marca que se menciona
Publicidad

Tipos de kit de adaptación a AutoGas

Tipos de kit de adaptación a AutoGas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Como ya habíamos comentado en un artículo anterior, para que un vehículo pueda usar AutoGas tiene que estar convenientemente adaptado. En todos los casos mantienen su funcionalidad mediante gasolina mientras que la alimentación por AutoGas se monta completamente en paralelo y sin necesidad de desmontar nada en el motor.

Los kit de adaptación a AutoGas se pueden dividir en dos tipos dependiendo de cómo se produzca la inyección del combustible dentro del motor. La más común hasta la fecha es la inyección en estado gaseoso, aunque ya empiezan a aparecer sistemas que inyectan el AutoGas de forma líquida en los motores de los vehículos a gasolina, con inyección indirecta.

¿De qué elementos consta el kit de adaptación?

Independientemente de si es un tipo u otro, la instalación necesaria en el automóvil es prácticamente idéntica. El primer elemento que observamos es el depósito de AutoGas, situado en el maletero y normalmente en el hueco que ocupa la rueda de repuesto. Existen depósitos tanto para el interior del maletero como para el exterior e incluso depósitos cilíndricos, de más capacidad para aquellos vehículos que no tienen hueco o que no les importa perder espacio en el maletero.

El segundo elemento y del que ya hablamos, es el sistema de llenado del depósito de AutoGas situado en la parte trasera del vehículo. Para conducir el AutoGas desde el depósito al motor se instalan las correspondientes tuberías.

En un kit de adaptación a AutoGas se incluye una electroválvula de corte, que es la encargada de suspender el suministro de AutoGas al motor desde el depósito cuando paramos éste, o bien cuando lo estamos usando alimentado por gasolina.

Cuando el kit instalado inyecta el AutoGas en fase gaseosa encontramos a continuación un reductor/vaporizador que es el que se encarga de cambiar el estado del AutoGas de líquido a gaseoso antes de que llegue a los inyectores. Estos serán los encargados de suministrar la cantidad justa de carburante según los parámetros de una nueva centralita de inyección que capta los valores de la centralita del vehículo y de los propios sensores del kit de adaptación a AutoGas.

Por último, en el interior del habitáculo se coloca un interruptor o mando de control con el que seleccionaremos el modo de funcionamientos que queremos en nuestro vehículo, ya sea mediante gasolina o mediante AutoGas y que además nos indicará el nivel en el depósito y si existe algún problema en el sistema.

Temas
Publicidad

También te puede gustar

Publicidad
Publicidad

Menú

Lo nuevo en motorpasionfuturo

Ver más artículos