Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Vehículos eléctricos de alquiler, ¿es un buen negocio?

Vehículos eléctricos de alquiler, ¿es un buen negocio?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo


Ya hemos dado algunas vueltas a los beneficios de un eléctrico para las pymes o los autónomos, y también tenemos muy claros los beneficios que nos aportan los vehículos de la Gama Renault Z.E. si nuestro uso habitual es preferentemente urbano.

En esto de los negocios y de las posibilidades de los eléctricos para satisfacer necesidades, nos hemos parado a pensar en un nicho que puede ser muy interesante, y es el de los alquileres de vehículos. Es decir, ofrecer en las flotas de vehículos de alquiler unidades eléctricas, eso sí, para ciertos usos. ¿Es eso interesante?

La respuesta obvia es que si, pero no nos podemos quedar en esa afirmación así por las buenas. Vamos a analizar un poco por qué es una buena elección, el ofrecer en las flotas los vehículos eléctricos.

Dentro de la casuística cuando uno va a alquilar, podemos encontrarnos diferentes escenarios, y creo que haciendo un resumen de algunos de ellos podremos ver las ventajas de este tipo de servicios:

  • Los alquileres para desplazamientos cortos, por ejemplo desplazamientos desde el aeropuerto/estación, y pequeños desplazamientos urbanos
  • Los alquileres que implican desplazamientos urbanos y pequeños desplazamientos interurbanos
  • Desplazamientos interurbanos para ir desde un punto A a un punto B cercano (menos de 180 kilómetros)
  • Usos como hacer una mudanza (con el Kangoo Z.E.) o desplazar a un grupo de visitantes, clientes,...

¿Por qué es interesante ofrecer un eléctrico para este tipo de servicio? Lo primero es imagen, porque la empresa que ofrezca en su flota alguno de los vehículos de la Gama Z.E. estará a la vanguardia del sector, con una imagen de compromiso con el medio ambiente y con la movilidad sostenible.

Renault Kangoo Maxi

Segundo, porque los beneficios que reporta la reducción de emisiones no son solo medioambientales, sino económicas. Las subvenciones tienen mucho que decir en este sentido, y entre ellas y el ahorro en combustible y revisiones es notorio.

Una tercera razón es que, por esas bonificaciones económicas y por la forma en la que se suele formalizar un contrato de alquiler, el usuario se puede ver beneficiado económicamente: normalmente se entrega el vehículo con el depósito lleno, es decir, con la carga a tope, y debe entregarse en las mismas condiciones.

Total, que esa última recarga, que probablemente se haría en el propio recinto de la empresa de alquiler, serían apenas 2 euros extra, comparado con un depósito de combustible normal que puede llegar hasta los 80 euros. En total, un montón de beneficios a priori para que un alquiler de eléctricos triunfe.

En Espacio Renault Z.E.:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos