Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Vehículos eléctricos con carga inalámbrica?

¿Vehículos eléctricos con carga inalámbrica?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

Una de las cuestiones más peliagudas de los vehículos eléctricos tiene que ver con el periodo de carga de las baterías. No todo el mundo dispone de un parking donde poner el coche a cargar y no todo el mundo se fía de dejar su coche enchufado y en mitad de la calle, a merced de posibles gamberros, así que a menudo se plantea el problema logístico de conectar el vehículo eléctrico para su recarga.

Sin embargo, la recarga inalámbrica de las baterías es posible gracias a la transmisión de la electricidad por inducción electromagnética, un fenómeno cuyo descubrimiento se remonta al siglo XIX, pero que hoy, con los continuos avances en la tecnología asociada a los vehículos eléctricos, se está llevando a la práctica con resultados algo desiguales.

Para cargar las baterías del vehículo sin una conexión tangible, se emplean una base inductora y un receptor. La base se emplaza en el suelo, en el lugar donde aparcamos para repostar. Esta base contiene una bobina que, al ser atravesada por corriente eléctrica, genera un campo electromagnético que alcanza la parte inferior de nuestro vehículo, donde va colocado el receptor, que transforma la energía del campo electromagnético en electricidad. Y de ahí, a las baterías.

Recarga por inducción

Como principio, es tan sencillo como antiguo su descubrimiento. Ahora bien, el sistema, tal y como está planteado en la actualidad, posee no pocos inconvenientes que deberán resolverse si se desea avanzar hacia la generalización del sistema inalámbrico y cubrir con él todo nuestro mapa de recarga.

Inconvenientes de la carga inalámbrica en vehículos eléctricos

El principal de los problemas viene asociado a la misma naturaleza del sistema, y es que no se pueden recargar las baterías de un vehículo eléctrico mediante inducción si no contamos con una placa inductora instalada en el suelo, algo que equipara la cuestión al problema de no tener un enchufe cerca del coche.

Y esto, que parece una perogrullada, tiene una importancia mayor si pensamos en las modificaciones que van a ser necesarias para conseguir que todas las plazas de aparcamiento públicas y privadas cuenten con una base de inducción, además de los problemas derivados de tener esa infraestructura en mitad de la calzada, a merced de los elementos.

Claro, que las bases se pueden instalar bajo el asfalto, pero esa posibilidad no evita el problema de los daños ocasionados a la instalación, por ejemplo por el paso de vehículos pesados sobre la zona, y eleva el coste de cualquier obra realizada en la zona o incluso del reasfaltado de la calle cuando sea necesario. Además, instalando estas bases bajo el asfalto se agrava otro de los inconvenientes propios del sistema: la merma energética.

Carga rápida

Sí, porque otro problema, ya de base, es la pérdida de energía durante la transmisión. Cuanto mayor es la distancia entre ambos elementos, placa inductora y receptor, mayor es la pérdida energética. Normalmente la transmisión de energía eléctrica por inducción para la recarga de las baterías de vehículos eléctricos se realiza a una distancia de entre 5 y 40 cm.

En el mejor de los sistemas actuales de inducción electromagnética para la recarga de las baterías, la eficiencia de la transmisión oscila entre el 90 y el 94 %. Eso parece mucho como muestra de eficiencia, pero si le damos la vuelta a los números tenemos que entre un 6 y un 10 % de la energía eléctrica que estamos pagando de nuestro bolsillo para recargar el vehículo... se la lleva el viento.

De todas formas, no es cuestión de tirar piedras sobre este tejado ni sobre ninguno. Son muchos los fabricantes que van detrás de la recarga de baterías sin cables de conexión, y seguramente en el futuro será posible emplear la inducción electromagnética para ganar en autonomía lo que ahora mismo parece una utopía. Con todo, hoy por hoy lo más eficiente y lo más realista sigue siendo el punto de conexión por cable.

En Espacio Renault Z.E.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos