Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Vale la pena emular a los motores convencionales con los eléctricos?

¿Vale la pena emular a los motores convencionales con los eléctricos?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

En la red se ha visto algo de controversia a través del tiempo en cuanto a la necesidad de que los vehículos eléctricos se parezcan bastante a los convencionales. Por un lado hablamos del sonido de los eléctricos, que para unos debe ser como es, limpio, poco sonoro, muy ecológico. Para otros debe ser al contrario, hay que idear dispositivos que permitan a los peatones percibir la presencia de los vehículos por su sonido, ya sea natural o artificial. Por no hablar de los que defienden que los vehículos eléctricos son "feos" o que "se nota a la legua" que lo son. Eso debe ser porque no han visto con detalle el Fluence Z.E. o el Kangoo Z.E. que hemos presentado en este espacio.

Otra vertiente defensora de simular funcionalidades de los motores de combustión interna es quizás más práctica. Es decir, hay una parte del público que piensa que algunas de las características inherentes al motor de combustión interna son buenas, o al menos prácticas y no requerirían un periodo de adaptación para poder conducir los vehículos eléctricos. Por ejemplo la retención del motor al soltar el pie del acelerador.

¿Y qué si no tenemos retención del motor?

Bueno, en este caso creo que es necesario adaptarse un poco al hecho de que el vehículo no empezará a "frenar" cuando levantamos el pie del acelerador, porque en este caso no habrá fuerzas que se opongan al movimiento aparte de la propia fuerza de rozamiento con el aire y con la calzada. Por tanto no tendremos freno motor, que como sabemos es muy útil para no desgastar los sistemas de frenado (sobre todo pastillas y discos), además de ser muy útil en las pendientes descendientes prolongadas.

zoe_plage.jpg

Todo esto hay que tenerlo en cuenta cuando bajamos de un puerto de montaña, porque al no existir el freno motor podemos ver cómo cogemos velocidad y tenemos que regularla con los frenos, algo que seguramente nos extrañará por la costumbre. Esto hace que sea muy importante la refrigeración de dichos sistemas si no se da el caso de que se haya simulado el sistema de freno motor. ¿Qué ventajas tendría simular tal cosa?

Primero la familiaridad, no habría tantas diferencias entre un vehículo convencional y un vehículo eléctrico. De hecho sería muy similar a un vehículo con transmisión automática. Segundo... bueno, en segundo lugar no se me ocurre otra ventaja, porque lo cierto es que se consumiría bastante más energía simulando un "freno motor", algo que ejerciese una fuerza contraria al movimiento del conjunto. Esto perjudicaría a la autonomía, así que en este caso vale la pena acostumbrarse a la falta del freno motor.

Cada cosa para su uso

Todos los que conducimos estamos habituados a la presencia del freno motor, por eso cuando nos cambiamos a un vehículo eléctrico es una de las primeras cosas que podemos notar como diferencia. Toca cambiar el chip, es necesario tener en cuenta que para frenar necesitamos los frenos, y no el propio motor. De esta manera conseguimos motores más eficientes y mejores consumos, más bajos, pues no es necesario recurrir a ingenios artificiales para obtener fuerzas en oposición al movimiento.

Como en la ocasión anterior, en la que hablábamos de diferencias de tipo más estético, cada motor es como es, y no parece tener ningún sentido práctico inventar y poner en marcha dispositivos que desvirtúen el principio de la movilidad eléctrica,q que es precisamente la eficiencia y el respeto medioambiental. A mí personalmente tanto la inclusión de sonido "artificial" como la de integrar un sistema que simule el freno motor me parece innecesario a pesar de que exista, ¿qué pensáis vosotros? ¿Preferís adaptaros al motor eléctrico tal cual, o es preferible tener algún tipo de paso intermedio?

En Espacio Z.E.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos