Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Un día con el Renault Twizy. Hoy nos vamos de recados

Un día con el Renault Twizy. Hoy nos vamos de recados
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

El pequeño de la familia, el Renault Twizy, ya nos acompañó la semana pasada en un recorrido por Madrid y sus alrededores. Con él, pudimos realizar algunas gestiones, compras e incluso ir al cina mientras él nos esperaba pacientemente en el exterior poniendo a tono su batería para el siguiente viaje.

El recorrido comprendía todo tipo de carreteras, desde autovías a zonas del centro y el Renault Twizy superó con buena nota todas las dificultades que se encontró en su camino. Pero hoy vamos a ser benévolos con él y vamos a dejarle que se explaye a sus anchas en un recorrido cien por cien urbano donde todos su puntos fuertes cobrarán aun más si cabe una mayor relevancia. ¿Te subes y nos acompañas?

Renault Twizy: el león en la jungla urbana

Por ciudad, las velocidades a las que nos desplazamos son relativamente moderadas por lo que la autonomía del Renault Twizy será suficiente para realizar todos nuestros recados. Incluso podemos hace gala de una conducción muy eficiente, con previsión de las detenciones que nos obligará el tráfico en retenciones, cruces o semáforos; aprovechando entonces para utilizar la frenada regenerativa y así aprovechar una parte de esa energía que de otro modo perderíamos.

¿Cuánto es de ágil en Renault Twizy? Pues casi como una moto. Mide poco más de 2,3 metros de largo, casi lo mismo que un scooter de gran cilindrada. Con estas medidas y un ancho inferior a los 1,2 metros, no nos podremos colar entre el tráfico como un vehículo de dos ruedas, pero por poco.

Lo que si podremos hacer tan bien como ellas es buscar aparcamiento. En un hueco en el que la mayoría de vehículos no podrían ni tan siquiera aspirar a poder estacionar, nosotros podremos dejar aparcado nuestro Renault Twizy sin mayores problemas. Incluso si hacemos una parada para recoger a alguien o para cargar algún bulto, necesitaremos poco más de dos metros cuadrados para dejar nuestro Twizy un momento.

Sólo tendremos que tener un poco más de precaución en un caso: somos tan silenciosos que la mayoría de las veces, los peatones no se darán cuenta que estamos allí. Nuestro leve ruido de rodadura quedará enmascarado por el resto de sonidos propios de la circulación y habrá que estar muy atento para advertirles de nuestra presencia con el claxon si fuese necesario.

En Espacio Renault Z.E.:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos