Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Twizy Battle: carrera de drag un tanto especial

Twizy Battle: carrera de drag un tanto especial
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

El Renault Twizy se enfrenta cada día a un reto nuevo. En esta ocasión, el lugar es Paris. La situación: se prepara un duelo entre el Renault Twizy y un Autolib de Bolloré, un vehículo de cero emisiones que "ha osado" retar al benjamín de la Gama ZE. Es el momento de empezar las comparativas, es el momento de pasar de la teoría y de las pruebas en entornos conocidos, a comprobar en el asfalto como son las prestaciones del Renault Twizy comparándolas con otras prestaciones.

En el vídeo a continuación, veréis entre otras cosas una puesta en escena muy vintage. Recuerda a esas películas de los años 50 en las que se hacían carreras de drag (ilegales, claramente) entre el chico malo de la pandilla y el nuevo, que venía a ganarse las atenciones de la chica. Aquí, quitando la parte ilegal (por ser un spot), quitando la chica (aunque da el banderazo de salida muy propiamente), y seguramente quitando el precipicio que también salía en las películas, lo que queda es un vídeo bastante majo que revela un punto fuerte del Twizy.

La gente de Betwizy se propuso comprobar cómo son, comparativamente, las prestaciones del Renault Twizy con otro vehículo, en este caso un Autolib del servicio de alquiler municipal de Paris. La idea no era hacer una carrera a altas velocidades, sino comprobar la capacidad de aceleración de cada uno, o mejor explicado, cómo solucionan los primeros 100 metros. Eso, en una ciudad y entre semáforos, tiene su interés.

Sin necesidad de hacer carreras, cuando nos paramos ante un semáforo es más práctico salir más rápido, o con más agilidad, que quedarse rezagado, con el riesgo de que otros vehículos más voluminosos nos adelanten (porque ya sabemos que la gente tiene mucha prisa). Así que pusieron a los dos pequeños vehículos en una zona despejada (y seguro que con todos los permisos necesarios) y se lanzaron a hacer la prueba.

Resultado: el Twizy no tiene rival en los primeros 50-100 metros. Más aceleración, más garra, alcanza antes su velocidad máxima. Claro que ahí se mantiene (por eso se dice velocidad máxima), mientras que su oponente parece que tira un poco más y, finalmente, lo alcanzaría. Pero la ciudad no necesita de grandes velocidades, pero sí de buena respuesta y desde lo más bajo posible. Para lo que nos interesaba atender, el ganador es el Renault Twizy. Y por lo visto, hacer este vídeo ha sido, sobre todo, ¡muy divertido!

En Espacio Renault ZE:

El Renault Twizy en acción en el circuito de Mortefontaine

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos