Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Soy autónomo o tengo una pyme, ¿me compensa un eléctrico?

Soy autónomo o tengo una pyme, ¿me compensa un eléctrico?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo


¿Eres autónomo o tienes una pyme y estás pensando en adquirir un vehículo eléctrico? ¿Te preocupa que pueda cumplir suficientemente con sus tareas de carga? En esta entrega de Espacio Renault Z.E. vamos a despejar tus dudas, porque verás cómo es totalmente factible incluir en tu flota un vehículo eléctrico y desarrollar tu negocio sin ningún problema.

Lo primero es seguramente común a las preocupaciones generales de quienes se plantean modernizarse hacia el eléctrico. ¿Es caro? ¿Seré capaz de rentabilizar la compra? Y hemos dado razones explicando cómo calcular si realmente estamos ahorrando dinero gracias a los motores eléctricos, además de haber repasado todas las ayudas gubernamentales que existen hoy en día. Así que el primer punto, que es el de la inversión de la compra, podríamos decir que está ya más que justificado. A largo plazo el ahorro en combustibles será tal que se compensará el desembolso inicial, que de todos modos hemos visto que no es tanto gracias a las subvenciones.

Tengo un vehículo eléctrico, ¿haré el trabajo igual que con uno convencional?

En determinados negocios, los vehículos están esencialmente destinados a la carga de mercancías. Cabe preguntarse si por ejemplo un Kangoo Z.E. ve afectada su autonomía al estar cargado al 100%. Y en caso de que se vea afectada la autonomía, en qué cantidad y si eso nos puede influir en el rendimiento global.

La respuesta, afortunadamente, es que varía pero en un porcentaje mínimo. A tope de carga, o sea 650 kilos, la autonomía se puede ver reducida en torno a los 10 o 20 kilómetros, y todo esto dependiendo de su uso y del “ritmo” al que nos movamos. En el peor, caso, un 10% menos de autonomía, unos 150 kilómetros que para uso urbano y ciertos trabajos puede ser más que suficiente. Y ojo, que hablamos de carga máxima, algo que no siempre es así.

Habrá casos en los que se supere esa distancia recorrida durante una jornada de reparto, por ejemplo. Pero pensemos que eso puede ocurrir en grandes ciudades, y además es posible que en esas mismas grandes ciudades haya puntos de recarga conocidos que nos permitan “pasar a repostar”, aunque debemos acostumbrarnos ya a decir “parar a recargar”. Cada mes se abren nuevas estaciones de recarga, así que durante la vida útil del vehículo eléctrico en la empresa o como nuestro vehículo de trabajo las cosas serán progresivamente más fáciles.

¿Dudas? Comprueba el ahorro con el comparador presupuestario

Comparador presupuestario Gama Z.E.

Mucha gente duda de que a la hora de la verdad las cosas sean como se cuentan. Simplemente es cuestión de hacer unas pequeñas cuentas con cuidado, sumar los gastos, contabilizar los consumos, sacar los costes por kilómetro… En fin, tareas que todos hemos realizado alguna vez pero que no está mal que alguien haga por nosotros. Para esto, os recomiendo echar un vistazo al comparador presupuestario que Renault tiene en su web dedicada a la Gama Z.E.

Juega un poco con él, averigua el ahorro que supone cambiar el porcentaje que tu quieras de tu flota de vehículos a eléctricos, juzga el cálculo de reducción de costes, o bien ahorro. Los números no engañan, y tampoco se trata de hacer menos kilómetros. 50.000 o 55.000 kilómetros al año no está mal para la mayor parte de los pequeños negocios, ahí es dónde se va a ver el ahorro real de pasarte al eléctrico. ¿Te convence?

En Espacio Renault Z.E.:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos