Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Renault ZOE, puesto a prueba en choque frontal

Renault ZOE, puesto a prueba en choque frontal
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

Hace unas semanas nos hacíamos eco de los resultados que mostraba el pequeño pero contundente Renault Twizy durante el crash test frontal al que se le sometió. Como sabéis, es una de las pruebas más exigentes anteriores a la comercialización de un vehículo. Hoy, para acompañar al vehículo urbano, os traemos el comportamiento del Renault ZOE en la misma prueba.

Volvemos a las instalaciones de Lardy Technical Centre a las afueras de Paris para, de la mano de los ingenieros de la compañía francesa, analizar cómo reacciona el próximo vehículo eléctrico. Dos dummies adultos – a los que llamaremos Rinconete, el conductor, y Cortadillo, copiloto – en los asientos delanteros y otros dos infantiles – Charlie Brown y Mafalda – situados en los traseros, son los encargados de recoger la información durante un choque frontal en el que se monitoriza hasta el más mínimo detalle.

Este trabajo lleva tres días a los profesionales encargados, que disponen todos los elementos calculados al milímetro. Cuando todo está listo, un muro se dispone recibir el impacto del Renault ZOE a 65km/h. Todo ocurre en milésimas de segundo:

Renault ZOE crash test, llega el momento del impacto

Los dummies están cubiertos de pintura para saber con precisión en que punto del vehículo han impactado. El frontal del coche está diseñado de modo que absorba la mayor parte del golpe, dejando que la parte trasera, donde se sitúan los pasajeros no soporten la misma carga. En este test con el ZOE, por ejemplo, las puertas se pueden abrir sin problemas pues el chasis en ese área no se ha deformado. Una señal positiva, teniendo en cuenta lo que nos cuentan en Renault, y es que la deceleración que se sufre en este impacto dentro del habitáculo es siete veces mayor que la que soporta un piloto de cazas.

De proteger y cuidar la salud de nuestros dos dummies en asientos delanteros se ocupan medidas de seguridad tan fundamentales como el cinturón de seguridad o el airbag, un sistema que se dispara sólo 30 milisegundos después del incidente. Para evitar posibles problemas derivados de su condición de vehículo eléctrico, las baterías se apagan de inmediato alejando una posible electrocución.

¿Cómo quedaron nuestros dummies?

Cortadillo, durante las pruebas
Cortadillo, durante las pruebas

Pues bien, todos ellos podrán irse a casa a recuperarse del susto. Rinconete se ha llevado un buen golpe, pero sin consecuencias, en la caja torácica y en su pierna izquierda. Detrás, Charlie y Mafalda lucirán unos cardenales de colores en la derecha de sus piernas.

Antes de venderse en un concesionario, el ZOE será víctima de centenares de crash test frontales, laterales y traseros en busca de la más ínfima muestra de debilidad. Todo por la seguridad.

En Espacio Renault Z.E.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos