Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Renault ZOE, a prueba en las gélidas tierras de Lapland, Finlanda

Renault ZOE, a prueba en las gélidas tierras de Lapland, Finlanda
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

El proceso de desarrollo de un vehículo es una larga y ardua tarea que comienza cuando al primer diseñador le encargan las líneas de un nuevo proyecto. Desde los primeros bocetos a su venta en los concesionarios pasan años, un tiempo que suele pasar desapercibido al consumidor, quien sólo estará pendiente de lo bien que funciona su nueva adquisición.

Durante esos meses, una de las pruebas a las que se someten consiste en exponer el vehículo a las condiciones climatológicas más extremas. En ellas, se busca encontrar posibles fallos en los componentes más delicados del conjunto; desde la reacción de la caja de cambios a la completa monitorización del estado del propulsor, pasando por los sistemas de climatización o el comportamiento del sistema ABS sobre hielo.

Hoy, en el Espacio Renault Z.E. de Motorpasión Futuro, te contamos cómo fue la prueba que pasó el Renault ZOE en Lapland(Finlanda) antes de llegar a nuestras a carreteras a finales de año. Te adelantamos que no sólo ha sido un gran éxito sino que deja en evidencia a los vehículos tradicionales.

Renault ZOE, las particularidades de un vehículo eléctrico en el frío

Baterías del Renault ZOE

Obviamente los puntos en los que hay que poner especial atención son distintos en el Renault ZOE respecto al vehículo tradicional de combustión interna. Sus baterías forman parte de esas partes que deben ser muy bien atendidas, controlando sus tres características básicas: capacidad, carga y potencia.

También el sistema encargado de proporcionar la carga puede verse afectado por temperaturas que llegan a los 30º bajo cero. En ese escenario los cables pueden congelarse y dejar de ser flexibles, el conector se obstruye etc… La tarea de los técnicos de Renault se basó en prever los problemas que podrían surgir y resolverlos, así como enfrentarse a los contratiempos que surgen en el trabajo de campo.

La primera conclusión que han sacado en claro los ingenieros de Renault es que el ZOE se comporta a la perfección con una temperatura de -25º, viendo prácticamente inalterado su comportamiento. Ha sorprendido concretamente cómo la potencia de las baterías no se ven afectadas o el agarre en superficies resbaladizas.

Por otra parte, supera a los vehículos de combustión interna en aspectos como la climatización, pues el Renault calienta el interior al instante, sin tener que estar en marcha varios minutos, la puesta en marcha instantánea y el tiempo que necesita un coche tradicional para calentar y comenzar su camino, algo de lo que no entiende el vehículo eléctrico.

En definitiva, un paso adelante hacia la cada vez más cercana comercialización del próximo hito de la movilidad urbana y limpia.

En Espacio Renault Z.E.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos