Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Renault, haciendo un poco de historia (I)

Renault, haciendo un poco de historia (I)
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

Renault es una de las firmas automovilísticas con más solera y una de las cinco marcas que el ciudadano de a pie mencionaría sin pararse a pensar. Su historia se remonta a finales del siglo XIX, el 1 de octubre de 1899, cuando los hermanos Marcel y Fernand Renault fundaron junto a su armador Francois Pefaure la sociedad Renault Frères, donde empezó a trabajar el benjamín Louis .

Éste ya había demostrado desde muy pequeño su entusiasmo por las máquinas y las locomotoras, y se cuenta que con solo 11 años ya instaló en su cuarto la luz eléctrica, y cinco años después fue capaz de desmontar el motor de un Panhard y rectificarlo.

El benjamín de los Renault, Louis, el auténtico cerebro de la casa francesa

Como no quería hacerse cargo del negocio familiar de paños y telas de su padre Alfred, fue entonces cuando comenzó a trabajar como delineante en un fábrica, M. Delauny-Delleville, en la que fabricó un nuevo modelo de caldera de vapor a partir de un diseño propio.

Renault Type A

Con 19 años fue llamado a filas y al licenciarse se compró un triciclo De Dion que era impulsado por una máquina de 3 CV. A partir de este modelo, Louis Renault diseño un cuadriciclo biplaza mucho más confortable que el que había adquirido.

En un taller que montó en la casa familiar en Billancourt, fuera de París, Louis Renault creó su primer vehículo, un pequeño y ligero utilitario propulsado por un motor De Dion de un cilindro que había desmontado de un triciclo de 270 cc y una potencia de 1,7 CV.

Su velocidad máxima era de 50 km/h y ahí estaba el germen del primer vehículo Renault, el Renault Type A, que se presentó en sociedad el día de Navidad de 1898. Todas las biografías mencionan a este voiturette, nombre que enseguida prosperó, circulando por la empinada calle Lepic en Montmartre para asombro de los vecinos.

Los primeros doce pedidos del Renault Type A llegaron instantáneamente y un adelanto de dieciséis monedas de oro que sería el embrión de una marca que haría historia en el mercado automovilístico que ya comenzaba a tener importancia.

Casi coincidiendo con la creación de la Société Renault Freres ya estaba listo el siguiente modelo, el Renault Type B, que estaba impulsado por un motor de 450 cc refrigerado con una carrocería tipo coupé.

Renault, cuyo taller se había ampliado a orillas del río Sena, ya daba trabajo a cien empleados y al finalizar ese año ya había fabricado 76 unidades de esas voiturettes, cuyo precio de venta al público era de 3.000 francos.

Los nuevos vehículos de la firma Renault comenzaron a participar en competiciones, siendo Louis y su hermano Marcel quienes los pilotaban contando cada inscripción por victoria, como en la París-Trouville en 1899. Casi sin solución de continuidad la empresa creció con la apertura de una planta en Bélgica y la llegada de los modelos Renault D y E.

El primer motor propio de Renault tenía 3.750 cc con 4 cilindros, una potencia de 20-30 CV. Se montó en un vehículo para correr la París-Viena que ganó. La pasión por las carreras de los hermanos Renault tuvo consecuencias nefastas al morir Marcel en 1903 cuando participaba en la París-Madrid, donde también fallecieron otros nueve pilotos.

Más información | Autopasion18

En Espacio Renault Z.E.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos