Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Qué es y cómo funciona un vehículo eléctrico? (I)

¿Qué es y cómo funciona un vehículo eléctrico? (I)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

La primera pregunta que a cualquier lector se le viene a la cabeza es: ¿qué es un vehículo eléctrico?, a la que nosotros añadimos: ¿cómo funciona un vehículo eléctrico?

Un automóvil eléctrico es aquél que está propulsado por un motor eléctrico que sustituye al tradicional motor de combustión interna, o de explosión, de gasolina o gasoil, siendo cuatro veces más eficiente ya que aprovecha la energía generada en la frenada. Un coche de estas características utiliza energía eléctrica suministrada por unas baterías recargables que a través de un controlador envía la potencia desarrollada al motor.

cocheselectricos2.jpg

Por tanto, un coche eléctrico basa su funcionamiento en una combinación de motor, un puerto de carga para recibir la electricidad, transformadores que convierten la electricidad recibida de este puerto de carga en valores de tensión y amperaje válidos para el sistema de recarga, baterías y controladores, que revisan el funcionamiento óptimo en clave de eficiencia y seguridad, regulando la energía que impulsa el motor.

Estos motores eléctricos tienen una curva de par muy plana, siendo su rendimiento óptimo a una baja revolución. Pueden girar a 20.000 o más rpm., sin ruido ni vibraciones y, lo que es más importante, sin apenas mantenimiento.

No necesitan embrague, ya que empujan desde 0 RPM sin ningún problema, algo que un motor térmico no puede hacer. Se gana peso por las baterías, pero se ahorra mucha mecánica por otro lado.

Un coche eléctrico no contamina directamente, es decir, su motor no emite a la atmósfera ni CO2, ni óxido nitrógeno ni PM10, su uso reduce considerablemente las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la recarga de sus baterías y, lo más importante, posibilita que la dependencia de los combustibles fósiles ya no sea una quimera.

Eficiencia y autonomía


Yendo a lo concreto, un vehículo eléctrico tiene una mecánica muy simple: no hay caja de cambios y tiene dos relaciones de transmisión; tampoco necesita embrague pues se pone en funcionamiento a partir de 0 rpm.

Sus baterías de ion-litio, bastante pesadas, que tienen una tecnología similar a las que utilizan los móviles y portátiles, se recargan en enchufes convencionales o en postes de carga rápida que empiezan a proliferar en nuestras ciudades.

Su autonomía media es de 150 kilómetros, suficiente para cubrir la distancia habitual que recorren casi tres cuartas partes de los automovilistas del primer mundo. El consumo medio a los 100 km. es sensiblemente inferior a la de los coches híbridos: 1,5/2 euros frente a 5 ó 6 euros, que traducido a consumo energético estaría entre los 10 y los 20 Kw/h.

¿Son más caros los coches eléctricos? No, dependiendo de la gama los coches eléctricos tienen un precio similar a los tradicionales con motor de combustión. Además, existen ayudas gubernamentales para su adquisición y algunos fabricantes no venderán las baterías, elemento más costoso del automóvil, sino que las alquilarán, como es el caso de Renault.

En una segunda parte os hablaremos de los tipos de vehículos eléctricos que existen en el mercado, de cómo funcionan algunos de ellos y cuáles son sus características.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos