Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Nuestra relación con el vehículo eléctrico: cómo hemos cambiado

Nuestra relación con el vehículo eléctrico: cómo hemos cambiado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

Puede que todavía no te hayas parado a pensar en cómo ha cambiado el mundo de transporte en un período de tiempo muy corto. Por ello, hoy te vamos a invitar a que hagas un ejercicio de memoria. El objetivo no es otro que intentar recuperar el punto de vista que tenías hace dos décadas. Queremos ver de nuevo esos ojos sorprendidos ante el diseño de algunos prototipos o concepts cars.

Te preguntarás porqué. Resulta que un servidor sí que ha estado pensando en lo mucho que hemos cambiado. Haciendo un pequeño viaje mental sobre las imágenes que tengo grabadas en la cabeza  me he dado cuenta de que la predisposición de las personas al cambio es ahora más notable que nunca.

Me refiero, más que nada, a la entrada del vehículo eléctrico como parte de nuestras vidas. Éste, ha dejado de ser el empeño de ecologistas o diseñadores alejados de la realidad económica del pueblo. Ha pasado a convertirse en el símbolo de varias generaciones, la generación eléctrica y del cambio.

Vehículo eléctrico en el siglo XX, destellos del futuro

Harley Earl y el primer concept car

Para entender el avance de la nueva movilidad hay que entender el camino del diseño. La mente humana es curiosa y desde sus inicios ha tenido la necesidad de saber. En el mundo del automóvil esta característica se ha reflejado a lo largo de los años en un objeto: el concept car.

Éste no es otra cosa que el intento de imaginar el futuro y su existencia ha sido fundamental para la llegada del los coches híbridos y eléctricos a nuestro escenario. De ello, hay que dar las gracias a Harley Earl – creador del Corvette –, quien en los años 30 presentó al mundo el que se puede considerar primer concept car de la historia: el Buick Y Job.

El Buick Y Job era todo un ejercicio de diseño y utilidad. Unas preciosas llantas de 13" lucían por sus laterales, los faros retráctiles motorizados dejaban al público con la boca abierta y los eleva-lunas eléctricos marcaban una tendencia que tardó décadas en ser adaptada a la producción en serie. Pero, lejos de ser sólo un coche "de museo", el Buick Y Job fue utilizado por Harley durante años demostrando un rasgo fundamental del concept car: la posibilidad de convertirlo en icono social.

Renault Scénic Concept
Renault Scénic Concept

Se demostró con el Renault Scénic. La más que popular obra de Patrick Le Quement fue, en principio, un prototipo presentado en 1991. Un coche pensado para crear un espacio en el que se pudiera vivir en familia, donde los niños tuvieran un lugar destacado. Cinco años más tarde, el Scénic se convertía en un coche de producción en serie de éxito inmediato.

Vehículo eléctrico: el origen de la apuesta francesa

Renault Zoom

Puede que estemos barriendo para casa, pero lo cierto es que la apuesta de Renault por el vehículo eléctrico no comenzó con la gama Z.E. En 1992, Patrick también se encargó de dirigir un proyecto novedoso: el Renault Zoom. Éste es más o menos el padre del Twizy, era un eléctrico con el punto de mira puesto en la ciudad, es el concepto base.

Y ahora es cuando te queremos refrescar la memoria. ¿Te acuerdas cómo se veía un Zoom en la prensa? Entonces, era un auténtico salto temporal y, muestra de ello, es la forma de representar a los conductores: dos mujeres con monos ceñidos color plata y con gafas de sol.

Desde luego, estábamos muy lejos de vestir así y sentirnos representados.

Aquí es donde me he encontrado con este gran cambio social. Los anuncios, promociones y notas de prensa de las compañías han dejado de mirar al vehículo eléctrico como algo "extraterrestre", pasando a ser una realidad. Ya no lo conducen seres con una pinta, digamos, regulera, sino personas que podríamos ser tú o yo.

Casi 20 años después, Renault presentó en 2010 la Gama Z.E. con el Fluence Z.E, el Kangoo Z.E, el Twizy y el ZOE. Hoy ya son una realidad y una rutina en varias capitales europeas.

En ellos estamos seguro que tuvo que ver la herencia que Patrick Le Quement había dejado a su sucesor, Laurens van den Acke. Bajo la supervisión del diseñador holandés los Z.E vieron la luz como concept cars para pasar a ser una realidad muy poco después. Y ahora, ¿qué nos espera?

Principalmente el cambio. Aunque los coches de esta gama ya disponible son una gran opción, asimilar el cambio es tarea de la sociedad y ésta necesita un icono. El papel recaerá sin duda alguna sobre los hombros del Renault ZOE, el cuál llegará a finales de año a los concesionarios.

Vehículo eléctrico: el futuro del futuro

Renault Captur

El futuro del futuro pasa también por crear prototipos que marquen la nueva tendencia. Un camino que tendrá que contentar a los amantes del motor de combustión y la deportividad. Puede parecer imposible, pero ya hay proyectos tan interesantes como el DeZir.

Además, en corto plazo, podríamos dar la bienvenida a una nueva serie de vehículos eléctricos que buscan cubrir otras necesidades de los clientes. El R-Space y el Captur presentados la temporada pasada son prueba de ello.

La cara que pongamos al ver el primer ZOE de nuestra ciudad será gratamente parecida a la que pusimos cuando vimos el Scénic o el Zoom, ya falta menos.

En Espacio Renault Z.E:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos