Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

España, segundo país europeo más receptivo a la movilidad eléctrica

España, segundo país europeo más receptivo a la movilidad eléctrica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

El informe Implantación del Vehículo Eléctrico en España, ¿realidad o ficción? presentado ayer, 30 de junio, en Madrid, por Deloitte, ha intentado trazar una fotografía real sobre la percepción en nuestro país de la movilidad eléctrica y los posibles hábitos de consumo de los ciudadanos en esta materia.

Del informe de la consultora se desprenden dos interesantes conclusiones: el 82% de los españoles encuestados, sobre un total de 1.673, han afirmado que comprarían o han pensado en comprar un vehículo eléctrico, y que España, tras Turquía, es el país más receptivo a este cambio.

Deloitte encuestó a 4.760 personas en Alemania, Bélgica, Italia, Reino Unido, Francia y Turquía, extrayendo de todas estas encuestas también que hay una serie de barreras que flanquear para que la movilidad eléctrica sea un hecho en años venideros.

Renault Fluence Z.E punto de recarga

Curiosamente, en España según este informe nuestros conductores pagarían más por un vehículo eléctrico que el resto de encuestados; en cifras, un 18% de españoles frente a un 12% de europeos compraría un eléctrico por más de 23.000 euros. Igualmente, nuestros paisanos apuestan por los precios más ajustados; es decir, el 44% pagaría menos de 15.000 euros por un vehículo de estas características frente al 60% de los europeos.

Obstáculos para la consolidación de los vehículos eléctricos

Como es lógico, y Renault ya lo ha incluido en su muro de tópicos en el que analiza los prejuicios de los ciudadanos ante los eléctricos, el coste del vehículo y la autonomía de las baterías son las dos barreras más comentadas por los encuestados y parece que son las más difíciles de salvar.

Respecto al precio, en España vamos a la par que los europeos; un 60% frente a un 57%, respectivamente, destacan que no estarían dispuestos a pagar más de lo que cuesta un vehículo convencional.

La autonomía de los vehículos eléctricos, uno de los caballos de batalla de las compañías fabricantes, es un escollo todavía más complicado. El 82% españoles encuestados manifestaron que estos vehículos deberían tener una autonomía de cómo mínimo 320 kilómetros, aunque reconocieron que sus trayectos diarios no superan los 80 km.

Los españoles también estamos por encima de los europeos en el informe de Deloitte en lo que concierne al conocimiento de los vehículos eléctricos, aunque demandan más información. Aquí siete de cada diez encuestados frente al 60% de los europeos, aunque solo uno de cada diez tiene conocimientos avanzados sobre estos vehículos; por lo que una línea de mejora sería una mayor y más transparente información.

Los encuestados españoles quieren que existan más puntos de recarga, sean en espacios públicos, trabajo, estaciones de carga, las llamadas electrolineras, comunidades de vecinos, el propio hogar, y que la recarga se realice en tiempo record. En Europa, donde hay más casas particulares la demanda principal en cuanto a la recarga se refiere al domicilio particular.

El coste del combustible es también una de las barreras hacia la movilidad eléctrica. Un porcentaje muy alto, el 74% de los españoles decidiría comprar un vehículo eléctrico si el carburante costara más de dos euros. Por el contrario, si los vehículos tradicionales fueran más eficientes, es decir, su consumo a los 100 km., fuera inferior a 3 litros, no dejarían opción para el cambio de vehículo.

En Espacio Renault Z.E.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos