Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Es viable un sistema de recarga inalámbrica en movimiento?

¿Es viable un sistema de recarga inalámbrica en movimiento?
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo


Hay mucha información en Internet, y también mucho debate sobre sistemas de recarga de eléctricos que serán probablemente posibles en un futuro no demasiado lejano. Desde la recarga inalámbrica, hasta la sustitución de las baterías pasando por multitud de sistemas intermedios. Uno de los que más nos llama la atención es una idea de sistema de recarga inalámbrica en movimiento.

Es decir, mientras circulamos, nuestros vehículos se recargarán gracias a los campos magnéticos generados desde la infraestructura (o sea, el tramo de carretera o autovía), sin necesidad de tener que parar o esperar aunque sean 15 minutos. Teóricamente se trata de un avance que permitirá aumentar la autonomía de los vehículos y, también automáticamente se convierte en una gran golosina para nuestra imaginación. Y esa imaginación nos lleva a preguntarnos: ¿será viable?

Un sistema de recarga integrado en la infraestructura, ¿en toda su longitud?

Para empezar, remodelar toda la red viaria para introducir un elemento como el que se propone, es decir, llamémosle un sistema de “Recarga Inalámbrica Dinámica“ (RID, estas siglas nos las inventamos para mayor comodidad, no es que exista realmente) es un trabajo ingente y un gasto desorbitado, sobre todo si tenemos en cuenta que el sistema debe estar protegido de alguna forma para evitar por un lado vandalismos, y por otro que el paso del tiempo lo deteriore.

Por otro lado, dotar a todos los kilómetros de vía en un país de este RID sería poco eficiente, por no decir nada eficiente. No es necesario que los vehículos se recarguen si salimos de casa y vamos a desplazarnos 80 kilómetros, por ejemplo. En ese caso el RID no derrocharía energía (porque habría poco que cargar) pero sí que estaría instalado “para nada”.

Otra posible pega es ¿a qué velocidad podría recargar las baterías? ¿Influye el número de vehículos que estén recargando en el mismo kilómetro? ¿Cómo se tarifica? Esto último quizás sea el menor de los problemas, o el más sencillo de implementar, pero la velocidad de la recarga puede depender de manera directa de la intensidad de los campos magnéticos utilizados, ¿será eso seguro para la salud?

En definitiva, un sistema RID es teóricamente muy atractivo, y una forma teórica muy interesante de obtener energía eléctrica y minimizar los inconvenientes de la espera tradicional. Pero hay más variables en juego, como la viabilidad de uso en tramos de alta densidad de tráfico, la elección de los puntos que optimicen la red de recarga inalámbrica en base al coste máximo (que es necesario limitar para no alcanzar cifras descomunales y antieconómicas), y también conviene comprobar y estudiar profundamente si este tipo de sistemas pueden tener alguna influencia en la salud de las personas. Pero como idea, ¡perfecta! ¿Qué opináis vosotros?

En Espacio Renault Z.E.:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos