Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El vehículo eléctrico y los novatos, ¿cómo cambia el feeling con el coche y las marchas?

El vehículo eléctrico y los novatos, ¿cómo cambia el feeling con el coche y las marchas?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

Recuerdo perfectamente la temporada en la que me estaba sacando el carné y comencé a fijarme en algunos coches pensando en una posible compra. Recuerdo también cómo mi profesor de la autoescuela me recomendaba encarecidamente que no fuera a por uno nuevo, que mi primer coche tenía que ser un segunda mano que pueda aguantar el no-saber hacer de un novato. La primera vez no lo entendí, si era mejor acostumbrarse a la conducción en un coche antiguo y rudo, ¿por qué conducíamos un coche de última generación?

Poco después, tuve un compañero de coche de autoescuela realmente torpe. Cierto día, tras innumerables errores y unas cuantas frenadas de emergencia inesperadas – sustos por coches que se acercan a 700m… a 10km/h – mi profesor dijo en voz alta: ¿Entiendes ya por qué usamos un coche nuevo como este?

Todos hemos sido novatos alguna vez y por ello, hoy nos gustaría subrayar lo positivo y beneficioso que puede llegar a ser tener una introducción al volante con un vehículo eléctrico, antes de dar el salto al motor de combustión, para dar esa confianza que falta en tantos casos y puede resultar realmente peligrosa. Además, te contamos los cambios que se encuentra el conductor experimentado, que son precisamente los puntos fuertes para el novato. Después del salto, nos ponemos al volante de uno de los iconos de la nueva movilidad urbana.

Bienvenido a bordo de un eléctrico: nuevas sensaciones

Instrumentos

Dicen que dentro de 40 años cerca del 70% de la población mundial vivirá en ciudades. Este tipo de estudio es precisamente lo que impulsa a las compañías del automóvil a tomar la delantera en una nueva movilidad. Las ciudades crecen, y la polución que estas generan lo hacen paralelamente. Por tanto, es conveniente ir preparando nuevas herramientas para esa población de gigantescas urbes.

No se pretende engañar a nadie, aun pasarán muchos años hasta que los eléctricos se utilicen para cubrir grandes distancias, aunque su autonomía llegue ya a los 210km. Es por ello que la principal meta del eléctrico es la ciudad, es moverse con agilidad, facilidad y sin contaminar lo más mínimo; hacer lo más sencillo y agradable posible los trayectos del día a día.

Cuando te sientas en un coche eléctrico no encuentras grandes diferencias a simple vista. Te pones al volante y todo parece muy similar al coche tradicional, hasta que lo -arrancas- enciendes. Porque no escucharás ningún ruido, nada, como el interruptor de la luz. Entonces llama poderosamente la atención la instrumentación en la que veremos, con estilo futurista, el estado de la batería, autonomía etcétera… Aunque, quizás deberíamos ir pensando que lo de "futurista" ya se ha quedado anticuado.

Para iniciar la marcha basta con colocar la palanca en posición en el sentido de nuestra dirección y presionar el pedal del acelerador. Automáticamente, sin ningún tipo de esfuerzo el coche se mueve con un empuje sorprendente gracias a un par envidiable. Durante los primeros metros la entrega te puede pegar al asiento si así lo deseas, pero la suavidad es constante. Sientes cómo si formaras parte de la ciudad, como si el carril por el que conduces estuviera exclusivamente dedicado a ti, cómo si tu coche fuera una prolongación de la carretera, una especie de tranvía que puedes guiar por donde te plazca.

Al levantar el pie el motor eléctrico funciona al contrario, frenando para utilizar la inercia adquirida durante la marcha para recargar la batería. Sin duda, un punto fundamental frente al motor de combustión cuyo consumo se dispara en estos casos. El conductor con experiencia se encontrará con una conducción cómoda y agradable capaz de amenizar cualquier trayecto.

Vehículo eléctrico para noveles

Se puede pensar que tanta sencillez puede malacostumbrar al conductor recién llegado, y es cierto. Pero lo que también es cierto es que muchos de ellos llegan con miedo a la carretera, auténtico pánico al tráfico. Acostumbrarse al cambio de marcha o a la reacción del embrague y el acelerador no es sencillo durante tus primeros kilómetros.

Por ello, creemos sinceramente que sería realmente positivo que la primera experiencia de un conductor al volante se llevara a cabo con un eléctrico. Su tremenda sencillez y facilidad de uso invitaría al recién llegado a sentirse a gusto al volante, sin miedo ni pérdida de control ante tantos instrumentos. Ese experimento daría la confianza que se necesita para mantener la calma y serviría como la mejor introducción al mundo de las cuatro ruedas.

En Espacio Renault Z.E:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos