Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El nuevo parque de recarga para vehículos eléctricos en Gijón y el ejemplo de Múnich

El nuevo parque de recarga para vehículos eléctricos en Gijón y el ejemplo de Múnich
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

Si queremos vehículos eléctricos, necesitamos disponer de una red de puntos de recarga con la misma facilidad para encontrarlos que tenemos hoy en día con las gasolineras. Y en ese sentido se van moviendo piezas en esta marcha sostenida por la implantación de una movilidad que no dependa del petróleo como fuente directa.

La más reciente muestra la tenemos en Asturias, donde el especialista global en gestión de la energía Schneider Electric y la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón han acordado, dentro de su marco de colaboración, implantar un parque de recarga en el campus universitario. Otro ejemplo también reciente lo tenemos algo más lejos, en Múnich, donde la eléctrica alemana E.On y una compañía de parkings de la región bávara con presencia en la ciudad prevén dotar de puntos de recarga para vehículos eléctricos que permitirán unos procesos de recarga realmente cómodos y eficientes. La estación inaugurada en Gijón puede dar servicio a 15 vehículos, de los cuales 9 son motos y bicis eléctricas, y 5 son turismos, está situada en el parking público del campus y puede ser utilizada por cualquiera. Schneider Electric ha proporcionado la tecnología necesaria para la gestión de la recarga eléctrica de los puntos, optando por un sistema de recarga inteligente donde la comunicación entre el vehículo y la estación permite un proceso de carga eficiente y seguro.

Carga del Renault Fluence Z.E.

En el caso alemán, las previsiones consisten en la creación de 37 céntricas estaciones para los aproximadamente 200 coches eléctricos matriculados en Múnich, más otras 20 en los alrededores de la capital de Baviera, y los datos que aportan las compañías que desarrollan este proyecto son más que interesantes y pueden marcar la tendencia de lo que podríamos ver pronto en otros puntos de recarga de la red eléctrica en Europa.

En Múnich, por un solo euro, que además ya va incluido en la tarifa del parking, se puede dejar cargando el vehículo eléctrico mientras el conductor va de compras, al trabajo o a hacer gestiones. Dicen los responsables de la red de aparcamientos bávaros que normalmente los automóviles permanecen estacionados allí una media de cuatro o cinco horas, de manera que para los usuarios de un sistema como este el tiempo no es un problema sino todo lo contrario. La comodidad puede ser un factor clave si se generaliza el sistema.

Aunque, para cómodo, el cambio de baterías que vimos cuando hablamos de Better Place e Easybat: como quien se mete en un túnel de lavado, el vehículo entra por una puerta con la autonomía al mínimo y sale por la otra a tope de energía y siempre con la garantía de emplear baterías que se encuentran en perfecto estado de salud.

Seguramente nuestro futuro no irá ni sólo por un camino ni por el otro de forma exclusiva, sino que habrá múltiples posibilidades para un enorme abanico de necesidades que será imprescindible consensuar entre todos los actores implicados. Sólo así será posible que un mismo conductor con un mismo vehículo, un día decida hacer cambio de baterías y otro día que tenga menos prisa deje su coche cargando mientras él está mirando escaparates, que también es sano de vez en cuando.

En Espacio Renault Z.E.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos