Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Detalles y curiosidades del Renault Twizy

Detalles y curiosidades del Renault Twizy
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

¿Sabéis exactamente cómo es el cinturón de cuatro puntos de anclaje del Renault Twizy? ¿Y qué es exactamente lo que indica su cuadro de instrumentos? ¿Y cómo se arranca? ¿Y qué pasa cuando lo ponemos a cargar? ¿No? Pues entonces te interesa seguir leyendo porque precisamente de estos detalles es de lo que vamos a hablar a continuación.

Empecemos por el principio, nuestra colocación a sus mandos. El Renault Twizy dispone de un cinturón un tanto peculiar debido a que al no disponer de puertas, se debe asegurar que en ningún momento podamos salir despedidos del vehículo en caso de accidente. Con un cinturón normal, de los denominados de tres puntos, uno de nuestros hombros no queda sujeto y podríamos salirnos por ese lado tras una colisión fuerte.

Sin embargo, el Renault Twizy cuenta con una segunda correa que se coloca sobre el hombro derecho. Es como si fuese un tirante de una mochila que colocaremos metiendo el brazo entre él y el asiento. Posteriormente nos colocaremos el cinturón normal por encima y ya estaremos listos para partir.

Nos ponemos en marcha con el Renault Twizy

Renault Twizy

La secuencia de arranque de un vehículo eléctrico es muy sencilla. Lo único que podremos notar salvo pequeñas variaciones es que al final no escucharemos el ¡broom! de un coche de combustión.

En el caso concreto del Renault Twizy, insertaremos la llave y la giraremos hasta la primera posición, donde se realizará un chequeo de todo el vehículo incluido el correcto estado de la batería. Una vez finalizado, llevaremos la llave a la posición dos y se nos iluminará un indicador verde con la palabra GO en el cuadro de instrumentos.

El Renault Twizy ya está listo para partir. Tan sólo nos queda quitar el freno de mano que en este caso está situado debajo del volante en su parte izquierda. Para ello, pisamos el pedal de freno hasta oír un ligero clack y posteriormente, pulsaremos el botón del freno de mano (idéntico a uno normal) y lo retiraremos.

El último paso para poder irnos es insertar la velocidad (como veis, hasta ahora ha sido igual a hacerlo en cualquier otro vehículo). En este caso, el Renault Twizy equipa un cambio automático con tres posibilidades que se seleccionan desde el propio tablero de instrumentos: D para ir hacia adelante, N para insertar el punto puerto y R para ir hacia atrás.

Renault Twizy

Cualquiera de las marchas nos será indicada en el cuadro de mandos. Un cuadro de mandos que está dividido en varias zonas. En el centro tenemos el velocímetro y en su parte superior, un indicador de barras que nos indica cuánto estamos apretando el acelerador. Si soltamos, el indicador pasa a mostrarnos que estamos aprovechando la energía de frenado para recargar la batería.

El indicador de batería es de barras y en todo momento nos muestra la carga disponible. Se completa con el indicador de autonomía que nos hace un cálculo estimativo teniendo en cuenta nuestro ritmo actual y el de los últimos kilómetros. Es fácil observar que en carretera, a alta velocidad decrezca rápidamente pero por el contrario, en ciudad con circulación lenta y aprovechando la regeneración de la energía de frenado, que nuestra autonomía aumente.

A los lados del cuadro de instrumentos tenemos dos huecos para guardar objetos, el de la derecha con llave y el de la izquierda con una toma de 12 V para enchufar un móvil, un navegador o cualquier otro dispositivo.

Para acceder a la parte de atrás tenemos que desplazar hacia adelante el asiento delantero. En su respaldo podemos acceder a otro hueco portaobjetos bastante grande por si necesitamos guardar algo. Va cerrado con llave.

El pasajero tiene espacio suficiente y colocará las piernas a los lados de nuestro asiento. Tiene un cinturón de tres puntos de anclaje y aunque el asiento no es excesivamente mullido, viajará bastante cómodo aunque no tendrá una excesiva visión de lo que le rodea.

Renault Twizy

Por último, cuando pondremos el Renault Twizy a cargar podremos escuchar el ventilador que refrigera la batería. Al mismo tiempo, el cuadro de instrumentos se activará para indicarnos la carga que tiene en ese momento y autonomía.

El cable de carga va colocado en una trampilla debajo de los faros delanteros. En el mismo sitio podemos también echar agua para los lavaparabrisas. El cable de carga es de suficiente extensión como para llegar a cualquier poste situado a unos dos metros. Es como el del teléfono, extensible y con una toma tipo schucko (igual al de un enchufe doméstico).

Ahora que lo conoces,¿te vienes a dar una vuelta?

En Espacio Renault Z.E.:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos