Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Vehículos eléctricos, ¿evolución o revolución?

Vehículos eléctricos, ¿evolución o revolución?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

En una entrevista concedida a El País, Thierry Koskas, que quizá es la persona de Renault que más sabe por dónde va a ir el futuro del vehículo eléctrico ya que dirige el programa de actuación de la marca dentro de este sector, comenta que cada fabricante explica las posibilidades eléctricas de la automoción en función de si está preparado o no para asumir el reto.

Y es que esto de la movilidad eléctrica se puede enfocar de dos maneras: como una evolución lógica de las necesidades energéticas y de respeto al medioambiente, o como una revolución en la industria del automóvil. Y cuanto más consideremos lo primero y menos lo segundo, más fácil nos resultará a todos la transición.

Transición, sí. Koskas asegura que hacia 2020 los vehículos eléctricos ya dispondrán de una autonomía de 300 kilómetros, y eso nos sitúa un horizonte de casi una década en la que el desarrollo tecnológico ganará la batalla al eterno maleficio de la electricidad: la autonomía.

Una de las grandes excusas que se esgrimen en contra del vehículo eléctrico es su todavía escasa autonomía. De todas formas, habría que ver qué entendemos por escasez. Estamos acostumbrados a que un automóvil se desplace durante 1.000 kilómetros sin repostar, de acuerdo, pero es que nadie tiene un surtidor en su casa. De tenerlo y poder repostar sin apenas trabajo, ¿alguien acarrearía una jornada tras otra decenas de litros de carburante de más?

Renault Kangoo ZE

No podemos perder de vista que hoy las baterías de ión-litio ofrecen autonomías de 160 kilómetros en conducción normal, que pueden llegar hasta los 220 kilómetros en conducción eficiente, y con eso basta para gran parte de los conductores si tenemos en cuenta cuáles son sus desplazamientos diarios más habituales, así que ahora la prioridad es reducir costes y así aumentar la implantación de los vehículos eléctricos, tal y como explica el responsable de la parte de Renault dedicada a los vehículos eléctricos:

Ahora cuestan el doble que un motor diésel, pero es cuestión de volumen. El objetivo es igualar costes, que ahora son 500 euros por kWh de capacidad e irán bajando al aumentar los volúmenes, y pensamos que en seis años serán al menos un 30% inferiores. Pero también bajarán los precios de los motores eléctricos y otros componentes básicos.

Y, hablando de motores eléctricos, todo apunta a que el motor integrado en las ruedas es una opción de futuro, pero que por el momento no es viable porque esta configuración aumenta mucho el peso no suspendido y eso da problemas. Por lo demás, las baterías se reciclarán e incluso hay ya acuerdos con las compañías eléctricas para emplearlas como acumuladores de energía en los parques eólicos.

Así, la electricidad se va confirmando, cada vez más, como una opción para la movilidad que es el resultado de una evolución industrial y cultural. ¿Vamos a ver una revolución en las calles? Seguramente (y afortunadamente), no. Con paso firme, el vehículo eléctrico ha llegado para quedarse, pero sin llevar a nadie a sobresaltos. Su integración en nuestras calles y carreteras se va a producir con la misma naturalidad que en su momento pasamos de los carburadores a las inyecciones electrónicas.

Más información | El País

En Espacio Renault Z.E.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos