Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Avances en la recarga inalámbrica de eléctricos: ahora a través de las ruedas

Avances en la recarga inalámbrica de eléctricos: ahora a través de las ruedas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

En el empeño por conseguir mayores rangos de autonomía para los vehículos eléctricos, la recarga inalámbrica juega un importante papel. A primera vista, la idea de una recarga contínua de las baterías mientras circulamos es muy buena: nos despreocuparíamos de la imperiosa necesidad de parar a recargar de urgencia, nos liberaríamos del miedo a quedarnos tirados en cualquier parte, y podríamos empezar a pensar en los eléctricos como verdaderos sustitutos de los coches tradicionales.

Saber si un sistema de recarga inalámbrico es viable o no es complicado, existen muchas variables que solucionar y muchos puntos a estudiar para proponer soluciones eficientes: cómo es al cobro y pago de la energía utilizada, cómo se contabiliza ésta, a qué velocidad podemos recargar, y así, un montón de pequeños problemas que necesitan una solución. Pero por algo hay que empezar, y hoy podemos contar el proyecto EVER, que propone un sistema de recarga inalámbrica a través de los neumáticos.

¿Volveremos a la época del trolebús?

trolebus.jpg

El trolebús, popularmente trole, era un tipo de autobús eléctrico que tomaba energía de dos cables suspendidos (catenarias) a través del asta o trole (de ahí su nombre). La ventaja de no estar condenado a circular sobre rieles le daba mucha más flexibilidad a la hora de circular entre el tráfico. El principio básico sería, entonces, un vehículo eléctrico que se alimenta de forma directa de una fuente de energía que está en todo su recorrido.

Evidentemente, troles había pocos en comparación con cualquier otro tipo de vehículos. En caso de necesidad, de que hubiese cientos de vehículos a la vez circulando por un mismo tramo, la opción "enganche" sería totalmente inviable. Pero si damos un salto con la imaginación, podemos ver que el concepto de trolebús puede materializarse en un futuro no demasiado lejano en la forma de placas de inducción soterradas. Con los pros y los contras de este sistema nos hemos topado, porque habría que solucionar, como poco, el cobro del consumo instantáneo de cada vehículo, y como mínimo garantizar un servicio medio suficiente para una "carga" de vehículos grande.

Ahora la propuesta es: en vez de catenarias y troles, neumáticos y placas inductoras soterradas bajo el asfalto.

Proyecto EVER de recarga inalámbrica

recarga-a-traves-del-neumatico.jpg

Como veis, el sistema está en pruebas, pero se ha conseguido llevar la energía hasta el sistema eléctrico (la bombilla) con una eficiencia del 80%, que se espera superior en los sistemas definitivos. Si no fuese superior estaríamos hablando de una eficiencia bastante menor que la de los sistemas de los que ya hemos hablado aquí. La energía se transmitió sin problemas a través de un bloque de hormigón de unos 10 cm, pero la siguiente iteración del proyecto prevé superar la barrera de los 20 cm, una medida más acorde con el grosor del asfalto de las carreteras.

El equipo de investigadores japoneses que lleva adelante esta iniciativa tiene un contratiempo importante a la vista: para que el sistema real fuese viable, la potencia de la red eléctrica debería multiplicarse por 100. Las implicaciones tecnológicas e ingenieriles para conseguir esto ¡sí que son un reto! Se trata de conseguir recarga efectiva, es decir, que no haga falta viajar durante 6 horas para conseguir un porcentaje de carga significativo, ¿verdad?

Con tanto sistema de recarga inalámbrica propuesto, puede que perdamos la perspectiva de las necesidades de la red eléctrica para consegur tal hazaña. Puede incluso que necesitemos otra red eléctrica alternativa, una red de altas prestaciones para servir a la que, se supone,s erá la población mayoritaria de vehículos en el futuro: los eléctricos.

Vía | Phys.org Fotos | Blog do Milton Jung

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos