Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Avances en el sistema de recarga inalámbrica: el Programa Unplugged

Avances en el sistema de recarga inalámbrica: el Programa Unplugged
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

SÍGUENOS

\"Logo

\"Logo

Empresas privadas como Endesa junto a centros de investigación, Universidades europeas y ciudades como Barcelona o Florencia, participarán en el Proyecto Unplugged durante los próximos dos años y medio. Dicho programa, respaldada por el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico (7PM) está formada por un total de 17 socios y cuenta con un presupuesto de 2,3 millones de euros con el fin de desarrollar una recarga rápida de vehículos eléctricos sin cables e investigar cómo el uso de esta carga inductiva en entornos urbanos mejoran la comodidad y la sostenibilidad de la electromovilidad.

De forma pionera se construirá una estación de carga rápida por inducción y los equipos necesarios para su integración en el interior del vehículo, así como el sistema para la gestión y control del punto de recarga.

Cómo funciona un sistema de inducción

El sistema de recarga de un vehículo eléctrico por inducción funciona de una forma muy sencilla. Para ello simplemente se debe situar el vehículo encima de la plataforma de recarga que estará encastrada en el suelo y de forma invisible, sin ningún tipo de conexión física entre la plataforma y nuestro vehículo eléctrico, su batería empezará a recuperar la carga.

Para ello es necesario que el vehículo eléctrico cuente en su interior con un sistema específico que recoja la carga de inducción que le es lanzada desde el pavimento.

Ventajas del sistema de inducción

La primera ventaja es la ausencia de conexiones físicas entre la red y el vehículo. Esto permite realizar la recarga de forma cómoda e incluso se podría llegar a hacer en marcha, aumentando considerablemente la autonomía de los eléctricos.

En todo caso la recarga por inducción es completamente segura para los usuarios, tanto a nivel de accidentes como de vandalismo ya que todos los sistemas están o bien integrados en el pavimento o dentro del vehículo. Siendo imposible que alguien los manipule.

Los sistemas de inducción pueden trabajar en condiciones de clima extremo como el frío, la nieve o la lluvia. No les altera la formación de hielo encima de ellos, por ejemplo.

Por último, el impacto visual es negativo porque en ningún momento quedan a la vista sino completamente camuflados con el entorno.

En Espacio Renault:

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos