Compartir
Publicidad

Terrafugia Transition: el "coche" que vuela

Terrafugia Transition: el "coche" que vuela
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A lo largo del siglo XX cineastas, escritores y artistas se imaginaron los coches del siglo XXI. El hombre creyó que los coches volarían. Pero no es así. Al menos no es así por el momento, ni tal y como se nos había presentado en algunas películas (yo por ejemplo tengo en mente los coches voladores de Blade Runner).

Hay dos problemas principales para que un coche vuele, más allá de los técnicos: el coste (ya sea a la hora de comprar el vehículo, ya sea por el mayor consumo de combustible que supone el volar, sobre todo despegar) y la seguridad (no todo el mundo puede pilotar un avión, y si ya hay accidentes moviéndonos con coches terrestres, ¿qué podría pasar con coches aéreos?).

Sin embargo, quien se empeña en algo lo consigue, y los problemas técnicos se solucionan. Y así ha surgido el que parece puede ser el primer “coche volador” (nótese que va entre comillas) que se comercialice: el Terrafugia Transition (al menos en Estados Unidos, donde ya tiene permiso para circular por las carreteras). Es fruto del trabajo de varios ingenieros del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts).

No es el único prototipo de “coche” volador

Moller-Skycar
He aquí uno de los modelos Moller Skycar

Antes de hablar del Transition, debemos ser justos y recordar que no es el único intento de coche volador en la historia de la ingeniería, quizás os suene también el Moller Skycar (del que se han presentado varios modelos de prototipos diferentes a lo largo de los años) y que se caracterizan por tener turbinas orientables hacia el suelo, que permiten el despegue en vertical.

El Terrafugia Transition es diferente. Para empezar tiene alas (plegables) y son estás las que dan la sustentación en el aire. No despega en vertical. Lo cierto es que llamar a este vehículo “coche” a mí me resulta bastante complicado. Yo preferiría llamarlo avioneta de alas plegables que puede circular por una carretera (hay quien la llamaría avioneta transformable).

Y al final así es como lo ha tenido que llamar su fabricante: roadable light sport aircraft (avión deportivo ligero válido para carretera). Por cierto, hay dos diseños, el prototipo que se ha puesto a prueba, y un nuevo diseño, desde mi punto de vista más depurado y agradable a la vista, que será el que se comercializará definitivamente (del que por ahora solo hay infografías).

Terrafugia-Transition-2

Así que por el momento este no-coche volador sirve para despegar y aterrizar en un aeropuerto, y luego, una vez plegadas las alas, circular por carretera como si fuera un coche (un coche raro, las cosas como son).

Características técnicas del Transition

El Transition es una avioneta ligera, construida en fibra de carbono, de dos plazas y dos puertas. Tiene cuatro ruedas que le permiten circular por tierra casi como si fuera un coche. Las ruedas traseras tienen la tracción y las delanteras son las direccionales. Para moverse en el aire emplea una hélice posterior.

Tiene un único motor de cuatro cilindros y 102 CV (75 kW) de potencia, Rotax 912S (bastante habitual y probado en avionetas), que se puede redirigir para la hélice (modo vuelo) o para las ruedas (modo carretera), en este caso a través de una caja de cambios automática continuamente variable. Por cierto, utiliza gasolina sin plomo de 95 octanos.

Terrafugia-Transition-4

La velocidad máxima de vuelo es 185 km/h, pero en tierra la velocidad máxima es de solo 105 km/h. Tiene un alcance en vuelo de 787 km y un consumo de 18,9 l/h. Teniendo en cuenta que el depósito es de 87 l eso vienen a ser 11,05 l/100km. El consumo en modo carretera es menor, son solo 6,71 l/100 km (35 mpg).

Las alas se plegan y se recogen (con un sistema automatizado) en menos de 30 segundos (y se quedan en vertical pegadas a la carrocería). Plegado mide 2,0 m de alto y 2,6 de ancho. Tiene una longitud de 6,0 m. Así que entra en un garaje o cochera individual. Con las alas desplegadas tiene una envergadura de 8 m.

Pesa en vacío 440 kg y puede llevar hasta 210 kg de carga (incluyendo los dos ocupantes). Necesita para despegar una pista con al menos 518 m. Para pilotarlo en modo vuelo, Terrafugia asegura que son suficientes 20 horas de curso. El interior tiene un salpicadero similar al de un coche, pero además de volante, tiene una palanca de vuelo frente a las piernas. Equipa airbags (y también paracaidas).

Terrafugia-Transition-3

Se puede reservar ya con un depósito de 10.000 dólares (unos 6.950 euros). El objetivo es poder entregar las primeras unidades a los clientes a lo largo del año 2012. Tiene un precio de 279.000 dólares (al cambio actual, casi 194.000 euros).

Aunque no sea el coche volador de las películas, desde luego es una idea ingeniosa y que puede ser muy útil para aquellas personas que vuelen en avioneta, y se encuentren por ejemplo un día con condiciones meteorológicas casi imposibles para volar, y por lo menos puedan marcharse (aunque sea más despacio) por carretera.

Más información | Terrafugia
Vídeo | YouTube
En Motorpasión Futuro | Avión eléctrico con asistencia solar: Elektra One solar, Siemens prueba el primer avión híbrido (eléctrico-gasolina en serie) del mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos