Compartir
Publicidad

¿Es un triciclo?, ¿es un autogiro? No, es el PAL-V

¿Es un triciclo?, ¿es un autogiro? No, es el PAL-V
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde Holanda nos llega este artilugio del cual nos hacemos eco. El PAL-V (Personal Air and Land Vehicle) es un tricíclo homologado tanto para circular por carretera como para volar por el cielo. Haciendo realidad los sueños más húmedos de aquellos que aman tanto surcar los cielos como las carreteras de la tierra, con sensaciones deportivas y ágiles (entre los cuales me encuentro).

El funcionamiento del aparato en cuestión es “simple”, en tierra se comporta como un vehículo de tres ruedas con capacidad para tumbar en las curvas, un sistema, y diseño, adoptado del Carver One. Mientras tanto, en el aire su principio de funcionamiento es de lo más español, ya que se trata de un autogiro como los que diseñó el gran Juan de la Cierva hayá allá por 1923.

El sistema de transición entre modo carretera y modo vuelo es semiautomático, ya que la cola hay que montarla a mano pero el rotor se deplega automáticamente. Una vez desplegado el rotor, éste se mueve simplemente por fuerzas aerodinámicas, al tratarse de un ala rotatoria, lo que significa un plus de seguridad; aunque se produzca un fallo del motor y no tengamos fuerza de avance, el aporrizaje se hace de manera bastante suave, ya que el rotor sigue generando sustentación durante el descenso.

Para conducir/pilotar este artefacto, se necesita de una licencia de conducir tipo B y una licencia de piloto privado, nada más, ya que está certificado como CS23 (aeronaves recreativas, acrobáticas, etc.). El PAL-V está diseñado para transportar 2 pasajeros en configuración tandem, y tiene un peso en vacio de 680 kg y un peso máximo al despegue de 910 kg.

Sus prestaciones en tierra son un 0-100 km/h en menos de 8 segundos con una velocidad máxima de 180 km/h gracias a su motor de 230 Cv. El consumo de combustible es de 8,33 l/100 Km. Dándonos un alcance de hasta 1200 km. En el aire la cosa cambia, a pesar de tener la misma velocidad máxima, 180 km/h, el consumo es de 36 litros a la hora.

Esto implica que el alcance se reduce a entre 350 y 500 km, dependiendo del modelo, ya que habrá varias versiones disponibles, con un modelo básico que funcione a gasolina convencional y modelos a biodiesel y bioetanol. La carrera de despegue se queda en 165 metros y la de aterrizaje en sólo 30 metros. Por su parte, la velocidad de pérdida es de 50 km/h.

PAL-V modo vuelo

Yo, a falta de saber el precio (y vista la ingeniería, el uso masivo de CFRP y el precio de salida del Carver One), estoy dando palmas con las orejas esperando verlo en acción, y buscando la escuela de pilotos de autogiros más cercana para juntar mis dos mayores pasiones, conducir y volar. Y vosotros, ¿qué os parece el invento? ¿Os lo compraríais de tener el dinero?

NOTA: En aeronáutica los términos alcance y autonomía tienen distinto significado, la autonomía se refiere al tiempo en vuelo que puede mantenerse un avión, mientras que el alcance se refiere a la máxima distancia que puede cubrir esa aeronave. Generalmente los tiempos de vuelo y las distancias no se corresponden directamente, pero eso es mecánica del vuelo.

Vía | Geekologie
Fuente | PAL-V
En Motorpasión Futuro | Terrafugia Transition: el “coche” que vuela, Sway Motorsports, un triciclo eléctrico para disfrutar de la conducción
En Motorpasión | Carver One, el vehículo que puede tumbar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos