Sigue a

BMW-i8-concept-1

Hoy BMW ha presentado en Münich los concept de los dos vehículos de su “nueva marca” BMW i, el i3 y el i8. Son la apuesta de la marca alemana por la ecología, eficiencia, electricidad y sostenibilidad. El BMW i8 es un turismo deportivo híbrido enchufable, de cuatro plazas, 4,63 m de longitud y tracción a las cuatro ruedas.

Tiene dos motores, un motor eléctrico de 96 CV (250 Nm de par) que mueve las ruedas delanteras (es el mismo motor que en el BMW i3 pero retocado con menos potencia), y un motor de gasolina de tres cilindros y 1.5 litros, de alta eficiencia, de 164 CV (300 Nm), que mueve las ruedas traseras. La gestión de la tracción es electrónica para un adecuado reparto de potencia y par entre todas las ruedas. La potencia total combinada es de 191 kW (260 CV) y 550 Nm de par motor.

Acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. Tiene un consumo de gasolina combinado de 2,7 l/100 km (ciclo europeo). Las baterías del sistema eléctrico son de iones de litio y se pueden recargar en cualquier toma de corriente convencional en una hora y 45 minutos.

BMW i8 concept, arquitectura LifeDrive

BMW-i8-concept-3

Las baterías también pueden recargarse con el motor de gasolina o con la recuperación de energía en las deceleraciones y al frenar. Están colocadas en el centro del coche, bajo el piso del habitáculo, y actúan como “quilla energética” que une los dos motores.

Se consigue un centro de gravedad más bajo que en los turismos de motor térmico convencionales, y un reparto de pesos entre el eje delantero y trasero del 50%. El BMW i8 tiene una autonomía en modo exclusivamente eléctrico de aproximadamente 35 km.

El coche se construye según una arquitectura en dos partes, que BMW bautiza como LifeDrive. El bastidor (módulo Drive) se construye con aluminio en su mayor parte o aceros de alta y ultra-alta resistencia. La carrocería y habitáculo (módulo Life) se construyen con plásticos reforzados con fibra de carbono.

Los dos motores y las baterías se montan en el módulo Drive, y a su vez el módulo Life se pone encima de este. BMW cuida al máximo que el i8 sea un coche realmente deportivo, con un comportamiento dinámico y ágil, que no se vea afectado por el sobrepeso del sistema eléctrico.

BMW-i8-concept-4

Hay cuatro conceptos fundamentales y comunes en los vehículos de la marca “i”: Reciclabilidad, peso, aerodinámica, y emisiones.

  • Aproximadamente el 25% de los materiales sintéticos empleados en la construcción del habitáculo y de la carrocería provienen del reciclaje, y más del 95% en peso del coche será reciclable.
  • Menor peso: se utilizará la mayor cantidad posible de materiales ligeros, como los plásticos, resinas y composites, para así compensar el peso del motor eléctrico y de las baterías (el i8 pesa 1.480 kg).
  • Aerodinámica: se optimiza al máximo el diseño del coche (de los bajos, de las entradas de aire, de los espejos retrovisores) para tener menor resistencia aerodinámica y así tener menor consumo y más autonomía eléctrica.
  • Bajas emisiones: se intenta tener vehículos de emisiones muy inferiores a los modelos de la marca comparables con motor térmico.

El objetivo de BMW es que la fabricación de estos coches consuma menos energía (50% menos) y menos agua (70% menos).

BMW-i8-concept-5

Las ruedas son de gran diámetro, pero intencionadamente más estrechas de lo convencional, para reducir la resistencia al avance, y ayudar al reducir el consumo. No hay problemas de pisada o estabilidad gracias al gran ancho de vía, y al bajo centro de gravedad.

Habitáculo digital

Las puertas del BMW i8 concept (solo dos, pero de grandes dimensiones) tienen bisagras en el montante A y abren hacia arriba, permitiendo acceder tanto a las plazas delanteras como a las traseras. Por el momento tienen vidrio tanto en la parte alta como en la parte baja, salvo una franja central estructural.

En el salpicadero, destacan las dos pantallas LCD tridimensionales, una en la consola central (de 8,8 pulgadas), y otra en el cuadro de instrumentos, que sustituye por completo a los instrumentos analógicos tradicionales (al estilo del Opel Ampera).

BMW-i8-concept-6

En la pantalla del cuadro se podrán ver todos los datos habituales de velocidad, potenciómetro, kilómetros recorridos y temperatura, pero también se visualizarán los datos del sistema de navegación GPS y del sistema de visión nocturna, así como la recarga cuando el coche esté enchufado.

Si se selecciona el modo Eco pro, la iluminación de la pantalla del cuadro será azul, y aparecen sugerencias para una conducción más eficiente, mientras que si se selecciona el modo Sport la iluminación será naranja.

La estructura de los asientos también está fabricada con plástico reforzado con fibra de carbono. El habitáculo es más rígido todavía que los de acero (está inspirado en la Fórmula 1) y garantiza una gran protección en caso de choque a los ocupantes. El maletero es de 150 l (lamentablemente muy pequeño).

Los modelos “i” incluirán servicios telemáticos para Connected Drive (por ejemplo para acceder a la recarga del coche desde un teléfono móvil). El climatizador permitirá el pre-acondicionamiento del habitáculo cuando el coche se esté recargando. También podrán llevar un asistente de precolisión (que se anticipe a un choque) y asistente para retenciones de tráfico.

BMW-i8-concept-2

Fuente | BMW
Vídeo | YouTube
En Motorpasión Futuro | BMW i3, utilitario eléctrico bávaro, Opel Ampera, a fondo (parte 2)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios