Compartir
Publicidad

Alemania apuesta fuerte por el hidrógeno

Alemania apuesta fuerte por el hidrógeno
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Ministerio de Transporte, Construcción y Desarrollo Urbano alemán junto a varias empresas han firmado recientemente una carta conjunta para intentar extender la red de estaciones de servicio de hidrógeno en el país. Para 2015 se espera que existan al menos 50 hidrogeneras en el territorio alemán.

Este proyecto se engloba dentro del Programa Nacional para la Tecnología del Hidrógeno y las Pilas de combustible en el cual entre el Gobierno Federal de Alemania y las diversas compañías participantes en el proyecto van a destinar 40 millones de euros para ampliar la red de estaciones de serivico de hidrógeno desde las 15 actuales a las 50 para dentro de 3 años; siendo capaces de suministrar hidrógeno a 5.000 vehículos.

Las compañías participantes en el proyecto, Air Liquide, Air Products, Daimler, Linde y Total Alemania se comprometen no solo a tener las estaciones de hidrógeno listas, sino a ser capaces de poner vehículos en la carretera que dispongan de esta tecnología. Estos vehículos se espera que se comiencen a lanzar al mercado alrededor de 2014 ó 2015.

Mercedes Clase B F-Cell

Con este movimiento se espera disponer de una red de distribución de hidrógeno suficiente en las zonas próximas a las grandes aglomeraciones urbanas. Los coches de hidrógeno, a pesar de su elevado coste tanto de fabricación como de uso comparado con un eléctrico a baterías, son una opción realmente buena para conseguir grandes autonomías con emisiones no nocivas, ya que su único gas de escape es vapor de agua.

Alemania con esta medida se quiere posicionar a la vanguardia de las tecnologías del hidrógeno en automoción, hace poco os comentábamos como era Japón uno de los más interesados en ampliar su red de distribución de hidrógeno o cómo California reducía sus planes para desarrollar más infraestructura.

A pesar de la inocuidad de las emisiones de los vehículos propulsados por hidrógeno, el hecho de que sean mucho menos eficientes a la hora de utilizar la energía (si comparamos el coste de producción mediante electrolísis con un coche eléctrico) que los eléctricos puros hace que su coste por kilómetro sea más elevado.

Hyundai ix35 FCEV

Si utilizamos el hidrógeno como un extensor de autonomía, como Mazda nos presentó, es una solución ideal para tener largos viajes con cero emisiones, al menos locales, pero a costa de desperdiciar más energía en el proceso y, por tanto, más dinero que no utilizaríamos en movernos.

Fuente | Daimler
En Motorpasión Futuro | Mazda va a utilizar su motor rotativo a hidrógeno como extensor de autonomía en vehículos eléctricos, Antología del Hidrógeno (parte 1): Producción, Antología del hidrógeno (II): Almacenamiento, Nissan presenta su nueva pila de hidrógeno

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos