Síguenos

volvo-v60-plugin-01.jpg

Volvo ha demostrado este año que también está dispuesta a entrar en la batalla por hacerse con el mercado eléctrico con tres apuestas distintas que iremos desengranando en futuros artículos. Por un lado está el C30 eléctrico, por otro los S60 y V60 DRIVe, y por último el vehículo híbrido que hoy nos ocupa, el Volvo V60 Plug-in Hybrid, un familiar de 4,63 m de largo y casi dos toneladas de masa.

Anunciado a principios de año y protagonista indiscutible de la marca durante el pasado Salón de Ginebra, el Volvo V60 Plug-in Hybrid cuenta con un motor eléctrico de 68 CV (y 200 Nm de par) y otro diésel de 215 CV (y 440 Nm de par). La potencia total combinada es de 283 CV. Siguiendo con la vista puesta en las prestaciones del motor nos fijamos en su aceleración, que es de 0-100 km/h en 6,1 segundos.

Nosotros dispondremos en todo momento del motor que queramos utilizar, aunque lo ideal será marcar en el navegador la ruta escogida para que el propio coche determine qué uso debe hacer de cada uno de ellos para conseguir la mayor eficiencia. La autonomía del motor eléctrico se limita a 50 kilómetros llegando en la combinación de motores hasta los 900 km, siempre teniendo en cuenta un modelo de conducción eficiente que facilite la meta.

Volvo-V60-plugin-tres-tras-650px

Las recargas se asemejan a lo que podemos ver en otro modelos. En un enchufe de 10 o 16 amperios llevará cuatro horas y media y tres horas respectivamente. También hay que tener en cuenta en este apartado la inclusión de un freno regenerativo que promete facilitarnos bastante la autonomía eléctrica.

Las prestaciones del Volvo V60 Plug-in Hybrid vienen comandadas por un cambio de seis velocidades para su propulsor diésel D5 de 2,5 litros. Por contra, en la parte trasera encontramos el motor eléctrico con baterías de iones de litio de 11,2 kWh de capacidad (8 kWh utilizables). El consumo en ciclo combinado es de solo 1,8 l/100 km, con unas emisiones de CO₂ de 48 g/km.

Volvo nos ofrece tres programas de conducción: Pure, Hybrid y Power. El primero pertenece a un uso exclusivo del motor eléctrico, ideal para circuitos interurbanos y trayectos cortos. El Hybrid deja el poder en manos del coche, que en todo momento decidirá el sistema a utilizar para ahorrar el máximo carburante posible. Por último, si lo que priorizamos en ese momento es la potencia sobre el consumo, deberemos escoger el Power, que por algo hace honor a su nombre.

Como aperitivo final os dejo con una galería fotográfica y un vídeo promocional de animación que nos relata a las mil maravillas las múltiples posibilidades de este Volvo V60 Plug-in Hybrid.

Ver galeria completa » Volvo V60 Plug-in Hybrid (18 fotos)

Vídeo | YouTube
En Motorpasión | Volvo V60 Plug-in Hybrid: información y galería fotográfica del prototipo
En Motorpasión Futuro | Freno regenerativo: recuperando energía

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios