Compartir
Publicidad

Volvo prepara tres tipos de extensores de rango para inicios del 2012

Volvo prepara tres tipos de extensores de rango para inicios del 2012
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Volvo ya advirtió el pasado año que iban a hacer todo lo posible para crear un panorama competitivo en el mercado de los vehículos eléctricos, y esa andadura pasa por las pruebas que comenzarán a realizar a principios de 2012 con sus modelos C30 y V60 con los extensores de rango que hoy se han dado a conocer en detalle.

Su intención es acabar con el mito de que los vehículos eléctricos cuentan con poca autonomía, montando combinaciones eléctricas con motores de gasolina y bioetanol que complemente el accionamiento eléctrico de las ruedas delanteras y dote a los vehículos de una autonomía que les permita rebasar los 1.000 kilómetros de autonomía.

"Esta es una emocionante expansión de nuestro creciente interés en la electrificación, pues los coches eléctricos todavía tienen un rango de operación relativamente limitado. Con el Range Extender, el coche eléctrico aumenta su alcance efectivo hasta los mil kilómetros teniendo incluso unas emisiones de dióxido de carbono por debajo o muy por debajo de 50 g/km"
volvo-22.jpg

Son palabras de Derek Crabb, vicepresidente de ingeniería de transmisión de Volvo, que prepara tres pruebas con tres tipos de extensores de rango que parecen ser una buen alternativa "sin comprometer las necesidades del cliente como la comodidad, el placer de conducir y la practicidad", hasta que el precio de las baterías y sus posibilidades den un nuevo salto evolutivo.

Volvo C30 con el extensor de alcance conectado en serie

Este C30 eléctrico monta además un motor de combustión de tres cilindros con tanque de 40 litros de combustible que produce 45 kW, generando energía que apoye el trabajo del motor eléctrico de 111 CV (82 kW) y permitiendo también su carga mediante un generador de 40 kW. Un avance técnico que modificaría los 110 km proporcionados por la batería hasta superar los 1.000 km que comentábamos anteriormente.

Volvo C30 con el extensor de alcance conectado en paralelo

También en este caso prometen sobrepasar los 1.000 km, dato que se limita a 75 km si sólo tenemos en cuenta la autonomía proporcionada por la batería del coche. La clave está en que el mismo motor que en el caso anterior se conecta en paralelo, llevando la fuerza a las ruedas traseras mediante una transmisión AT de seis velocidades y permitiendo además la carga de la batería mediante el generador de 40 kW. Una combinación que ofrecería más de 300 CV y una aceleración de 0-100 km/h en algo menos de seis segundos.

volvo-2.jpg

Volvo V60 con el extensor de alcance conectado en paralelo

Nos encontramos con el mismo paquete que en el caso anterior, pero en esta ocasión la combinación se monta en la parte delantera, siendo el motor de combustión el partícipe de accionar las ruedas delanteras mientras carga la batería automáticamente cuando su nivel alcanza un mínimo estipulado. El motor eléctrico se encargará de mover el coche hasta los 50 km/h, limitando el uso de la gasolina o el gasohol a velocidades más altas. En este caso las baterías por si solas simplemente nos permitirán una movilidad de 50 kilómetros que, según se apunta desde Volvo, alcanzarán los añorados 1.000 km gracias al montaje de su Range Extender.

Fuente | Volvo En Motorpasión Futuro | Volvo V60 Plug-in Hybrid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos