Compartir
Publicidad

Toyota Prius, cómo triunfar en el sector taxi por méritos propios

Toyota Prius, cómo triunfar en el sector taxi por méritos propios
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando yo era un crío, los taxis de mi ciudad eran Seat 1500 y Seat 124. No había más donde elegir, te pusieras como te pusieras. Unos funcionaban a gasóleo y otros, los menos, a gas. Con el tiempo, entraron los Renault, los Peugeot y hasta los Skoda, prácticamente todos diésel. Ahora, Toyota está a punto de conseguir que, poco a poco, volvamos a una situación similar aunque salvando las distancias.

El Toyota Prius se está convirtiendo en un imprescindible del sector del transporte público de pasajeros, de manera que ya se hace difícil visitar una capital española sin encontrar un solo Prius haciendo el taxi. En ciudades como Madrid, Valencia o Barcelona, los Prii vestidos de taxi son legión.

De hecho, Toyota colocó durante el pasado año 1.990 unidades del Prius para taxi, un 50 % de los 3.979 Toyota Prius vendidos en 2011 en España. De los vehículos matriculados el año pasado como taxis, 6.906 en total, los Toyota Prius representan un 28,82 % de la flota, superando su cuota de mercado del año anterior, que estaba en un 17 %.

Otros vehículos de la marca japonesa comercializados como taxi han sido el Verso (189 unidades), el Avensis (124), el Auris (40), el Land Cruiser (3), el Corolla Sedán (2) y el RAV4, con una sola unidad, hasta completar un total de 2.349. La segunda marca en preferencia del sector es Seat, que con 760 coches vendidos se queda con un 11% de las ventas, seguido de Citroën, Peugeot y Opel.

Taxis híbridos, cada vez más frecuentes

Toyota Prius taxi, en Barcelona

El taxi se hibrida cada vez más, en parte por una cuestión de consumo pero también por su mantenimiento. Una vez que se han vencido los recelos iniciales hacia una tecnología novedosa, los profesionales que viven del volante están pasando del imperio del gasóleo a la suma eficiente de gasolina y electricidad.

Ya en la compra queda exento del impuesto de matriculación debido a sus bajas emisiones de CO2, de 104 gramos por kilómetro recorrido, y además ahorra a la atmósfera una buena cantidad de óxidos de nitrógeno que sí liberan los vehículos diésel.

En el aspecto del consumo de carburante, y teniendo en cuenta que las carreras que realizan la mayor parte de las flotas de taxis de nuestras ciudades son recorridos principalmente urbanos, el vehículo híbrido les supone una ventaja sin paliativos.

En esas condiciones, y con un consumo homologado en ciudad inferior a 5,0 litros a los 100 kilómetros, cualquiera firmaría por un coche que, a pleno rendimiento e ignorando por completo la conducción eficiente, dándole zapatilla, se puede quedar en unos 6 l/100 km.

Mantenimiento y fiabilidad

Toyota Prius taxi, en Sevilla

Otra de las razones clave para el aumento de los híbridos puede estar en torno al mantenimiento y la fiabilidad del vehículo, un punto absolutamente primordial para una persona que se gana el pan circulando, siempre con la premisa de que un coche parado no es una inversión sino un gasto.

En este sentido, la fiabilidad de los híbridos se está ganando una merecida fama que poco a poco los está situando a un nivel similar al que gozan los turbodiésel actuales. Y el hecho de que Toyota brinde a sus híbridos una garantía adicional que se extiende hasta los 8 años o 160.000 kilómetros parece abundar en esta idea.

Los datos que hemos contrastado con Toyota, esos casi dos mil híbridos que entraron el año pasado en el sector del transporte de pasajeros, revelan una clara preocupación del sector por una movilidad más sostenible que la que poco a poco vamos dejando atrás.

De todas formas, la híbrida es sólo la más extendida de las llamadas “motorizaciones alternativas”, pero no la única. En Valladolid ya hace meses que rueda un taxi eléctrico, en este caso un Nissan Leaf. Como buen pionero, quizá tenga que vencer muchas inercias a su alrededor, pero tanto una como la otra opción van marcando el rumbo de lo que sin duda será la movilidad de nuestro futuro más próximo.

Foto | Dean Beeler, Francesc 2000, Javier Costas
En Motorpasión Futuro | Ventas en España de coches híbridos y eléctricos en 2011, Ya hay un taxi eléctrico en España: es un Nissan LEAF
En Motorpasión | Taxis híbridos, ¿por qué no? (2008)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos