Compartir
Publicidad

¿Merece la pena convertir un Toyota Prius a enchufable? (Parte 1)

 ¿Merece la pena convertir un Toyota Prius a enchufable? (Parte 1)
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bueno, anteriormente tratábamos el tema de convertir un Toyota Prius a Plug-in mediante unas modificaciones y de como afectaba eso al funcionamiento del coche. Pero lo que realmente le interesará a la gente es si merece la pena convertir el Prius a enchufable o si por el contrario es una nueva forma de tirar nuestro dinero.

Partimos de que hay que desembolsar 4.500 euros para hacer la modificación, casi nada. Así que lo que vamos a coger es papel y lápiz para echar unas sencillas cuentas con el fin de ver si compensa instalar el kit y en qué situaciones es su uso más recomendable. Espero que de esta forma le aclaremos la decisión a más de un indeciso.

Antes de nada hay que decir que hay dos posibles formas de utilizar la electricidad de las baterías, en un modo plenamente eléctrico que como decíamos en el artículo descriptivo del kit tiene algunos hándicaps o por el contrario en un modo híbrido en conjunción con el motor de gasolina. Pasamos a analizar los dos casos:

Funcionamiento eléctrico 100%

echar_numeros

En el modo 100% eléctrico, el kit estandart de 4 kW ofrece unos 32 kilómetros de autonomía eléctrica y ello por unos 72 céntimos de electricidad en tarifa normal, ni reducida ni gaitas. Si hacemos la regla de tres pertinente obtenemos que andar 100 kilómetros de esta forma nos sale por unos 2,25 euros.

Hacer lo mismo a gasolina nos saldría por unos 6,7 euros teniendo en cuenta un consumo un poco pesimista de 5 litros cada 100 kilómetros y un precio de 1,34 euros el litro de 95. Como vemos, cada 100 kilómetros recorridos totálmente en EV nos ahorraríamos unos 4,45 euros. Para amortizar el kit completamente necesitaríamos recorrer unos 100.000 kilómetros en eléctrico puro.

Lo de arriba parece que deja al kit en muy buena posición, pero dependiendo del caso necesita unas matizaciones. Andar 100.000 kilómetros en modo eléctrico puede ser complicado dependiendo de las circunstancias. Estamos suponiendo que el propietario tendría siempre un enchufe a mano y carga en las baterías.

También hay que tener en cuenta que para utilizar el coche sin gastar nada de gasolina tendremos que conducir siempre por debajo de 50 kilómetros por hora. Con lo cual sería especialmente recomendable si se va a hacer un uso intensivo del coche en ciudad.

instalación_kit_plug-in

Además hay otro inconveniente y es que realizar 100.000 kilómetros a base de electricidad implica recargar las baterías unas 3125 veces. Me han dicho que el fabricante de las baterías asegura 8000 ciclos de carga-descarga cifra un poco muy optimista. Lo normal sería que tras 3000 ciclos de carga y descarga mantuviesen un 80% de su capacidad.

Lo cierto es que no todo van a ser pegas. Al andar tantos kilómetros en eléctrico el motor de gasolina sufriría un desgaste mínimo y requeriría de un mantenimiento mucho menor, ya que los kilómetros andados en eléctrico “no cuentan” para los cambios de aceite y filtros.

Otra cosa muy a tener en cuenta es que la gasolina juegue seguramente a favor de la amortización del kit ya que las cuentas están hechas con el precio actual de la gasolina, pero todo hace pensar que el combustible subirá a medida que pasen los años, al menos históricamente siempre ha sido así.

Como vemos, en este modo es difícil la amortización del kit ya que que requiere usar el coche en unas condiciones muy específicas. Aun recuperando la inversión inicial de 4500 euros quedaría poco margen para el ahorro de verdad una vez amortizado el kit.

boton_kit_plug-in_prius
Botón de activación del kit Plug-in

Por lo tanto, con la cabeza y la calculadora tal y como está hoy en día la gasolina y la electricidad no creo que sea una buena opción instalar este kit para andar permanentemente en EV si lo miramos únicamente desde el punto de vista económico.

Pero como todos sabemos hay más motivaciones que mueven a las personas a parte del dinero. No hay que ver el kit únicamente como una manera de ahorrarte unos euros en gasolina y de si compensa o no ya que no es solo eso.

El hecho de tener un coche enchufable, un coche eléctrico con posibilidad de desplazarte en tu día a día sin gastar ni una gota de gasolina, sin ruidos ni humos ni vibraciones es algo que no tiene precio. Es por eso que yo esto lo veo más como una mejora, como una manera de hacer mejor y más eléctrico al Prius.

De todas formas, queda el otro modo de funcionamiento, el modo híbrido asistido. Este modo es mucho más flexible y permite ser usado en un mayor rango de situaciones. En breve analizaremos la amortización del kit suponiendo que lo utilizamos de forma híbrida.

Continuará...

En Motorpasión Futuro | ¿Merece la pena convertir un Toyota Prius a enchufable? (Parte 2), Como convertir un Toyota Prius a enchufable
Más Información | BCN Hybrids

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos