Sigue a Motorpasión Futuro

Mercedes-E300-Bluetec-Hybrid-1

Hace unos días os hablábamos de la diferencia en el desarrollo de la tecnología híbrida entre los fabricantes japoneses los europeos, y de como parece que los primeros prefieren la hibridación de los motores de gasolina y los segundos la hibridación de motores diésel. Mercedes-Benz ha confirmado recientemente que el E300 BlueTEC Hybrid (un diésel CDI híbrido) está en camino y se venderá a finales de 2012.

Al menos en Estados Unidos, donde los turismos diésel a secas no tienen demasiado éxito (aunque la cosa está cambiando) y en cambio gustan cada día más los híbridos. En Mercedes parten de un modelo BlueTEC, es decir un motor diésel de muy bajas emisiones, no solo de partículas, sino también de óxidos de nitrógeno (NOx), gracias a un sistema de catalizador de oxidación, filtro de partículas y un reductor a base de urea (combinados estos con otros sistemas). Cumple ya Euro 6.

El motor de combustión interna diésel es un 2.2 litros de cuatro cilindros, de 204 CV (150 kW) y se combina con un motor eléctrico de 27 CV (20 kW) y 250 Nm. La potencia combinada es de 231 CV (en este caso sí, se suman tal cual, aunque no tiene porqué ser así siempre) y 580 Nm de par. El consumo medio, en ciclo europeo, es de 4,2 l/100 km y las emisiones de CO₂ 109 g/km.

Mercedes-clase-E

Un consumo de apenas cuatro litros es una cifra destacada, si tenemos en cuenta que es una berlina de 4,87 m de longitud y más de 1.700 kg. Las baterías del sistema eléctrico son de iones de litio y permiten circular algunos kilómetros a baja velocidad (hasta 35 km/h) en modo exclusivamente eléctrico (no se han concretado cuántos). Son las mismas que se usan en el S400 híbrido y están alojadas en el vano motor (así que no se resta maletero).

También ayuda a conseguir un bajo consumo la buena aerodinámica del clase E, con un coeficiente de resistencia de 0,26. La caja de cambios es automática de siete velocidades. En condiciones normales el motor eléctrico asiste al motor térmico en las aceleraciones desde bajas revoluciones, aportando un efecto Boost (mayor empuje).

En llano, a velocidad moderada (80 – 90 km/h) se aprovecha la inercia y se desconecta el motor térmico, funcionando solo el eléctrico. Y por supuesto, en las paradas el motor se detiene para ahorrar (sistema stop-start). En las deceleraciones el motor eléctrico funciona como generador y recarga las baterías.

No se sabe aún el precio, pero de manera aproximada podría estar entre 55.000 y 60.000 euros.

Vía | Autoblog Green
En Motorpasión Futuro | Volkswagen TDI hybrid, para 2013 o 2014

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios